James Earl Jones está a punto de recibir un premio Oscar honorario por sus casi cinco décadas en las películas, pero el artista de 80 años dice que ni siquiera debería ser actor.

"En primer lugar, porque soy tartamudo", dijo el astro de voz grave y sonora vía telefónica desde Londres, donde protagoniza junto con Vanessa Redgrave la producción para teatro de "Driving Miss Daisy".

"Y en segundo lugar", continuó, "conocí las películas sentado en una banca en Misisipí mientras miraba una cinta en una pantalla improvisada, una sábana colocada entre dos tiendas, y cuando se produjo una pelea a puñetazos sobre esa sábana, me espanté. No podía hacer frente a la violencia, así que me oculté bajo la banca y le rogué a la gente que los hicieran parar, y no lo hicieron. Sólo miraban".

"Supuse que dije que, si no podía detenerlos, más me valía unirme a ellos", agregó.

Y eso hizo cuando debutó en la pantalla grande en el clásico "Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb", de Stanley Kubrick, en 1964.

Jones fue nominado al Oscar al mejor actor por "The Great White Hope" de 1970, el mismo papel con el que había ganado un Tony dos años antes. Ha participado en gran cantidad de películas, obras de teatro y programas de televisión, y dio voz a dos de los padres más memorables del cine: Mustafa en "El rey león" y Darth Vader en "La guerra de las galaxias".

"Cuando Darth Vader habló por primera vez en la película, negué que fuera yo", dijo Jones. "Tenía una buena razón: pensé que era un efecto especial".

Al preguntarle qué prefiere, si la actuación teatral, en cine o sólo con su voz, Jones dijo: "Todas me encantan. Incluso me encantan los comerciales".

Cuando la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas llamó en agosto para decir que lo iban a honrar con un Oscar en la tercera entrega anual de los Governors Awards — nombre con el que se conoce a esos premios honoríficos de Hollywood_, Jones pensó que se trataba de una broma.

"El que llamaba convenció a mi hijo, que revisa todo, de que no era una broma", dijo. "Una vez que aceptamos que no era una broma, comenzamos a reírnos y no hemos dejado de reír desde entonces".

El actor dijo sentirse profundamente agradecido por el galardón y su larga carrera como artista del espectáculo.

"Estoy muy satisfecho con mi carrera y muy feliz, aunque no soy principalmente un actor cinematográfico, y eso hace que sea aún más sorprendente que haya recibido este premio", señaló.

Dijo que aún tiene trabajo por hacer en la pantalla.

"He hecho algunas cosas bellas, pero no creo haber hecho una película que pueda decir que dejaré como legado. Aún estoy esperándola".

¿Y qué tipo de personaje sería?

"Un señor ya mayor, desde luego", dijo entre risas. "Ese es el principal requisito".

Jones recibirá el galardón en la ceremonia de los Governors Awards del sábado en Los Angeles, junto con el maquillista Dick Smith y la filántropa Oprah Winfrey, a la que le será otorgado el premio humanitario Jean Hersholt.

Sin embargo, el actor no estará presente en la ceremonia, pues prefirió evitar el largo vuelo y continuar con la presentación de "Daisy" sin interrupciones. Pero sí celebrará en Londres y tiene pensado participar vía video.

___

En línea:

www.oscars.org

___

La periodista de AP Sandy Cohen puede ser contactada en Twitter: www.twitter.com/APSandy .