La presidente Laura Chinchilla inauguró el viernes un proyecto cooperativo de energía eólica y anunció que el país alcanzó la meta de producir el 95% de electricidad con fuentes renovables.

Chinchilla inauguró el proyecto eólico en las inmediaciones del Cerro de la Muerte, 50 kilómetros al sur de la capital, que llevará electricidad a varias comunidades habitadas por unas 50.000 personas.

"En mi gobierno estamos alcanzando la meta de producir el 95% de la electricidad que consume el país por medio de energía renovable", dijo la presidenta costarricense.

Costa Rica produce un 78% de su energía de fuentes hidroeléctricas, 12% de forma geotérmica, 4% eólica y un 1% por medio de bagazo de caña, mientras que únicamente un 5% se produce mediante el uso de combustibles fósiles, según el estatal Instituto Costarricense de Electricidad.

Costa Rica nacionalizó la producción de energía eléctrica en 1949.