La Sala Constitucional ordenó el viernes detener la construcción de una villa para los Juegos Centroamericanos de 2013 en un antiguo cementerio de la capital costarricense.

La Sala, cuyas resoluciones son inapelables, ordenó a la Municipalidad de San José detener las obras que permitirían construir 240 apartamentos que albergarían a 3.000 atletas que tienen previsto asistir en marzo de 2013 a los Juegos Deportivos Centroamericanos.

La Sala ordenó al alcalde de San José, Johny Araya, retirar escombros y una tapia que había construido en el terreno donde se construiría la villa.

Araya pretendía invertir, mediante un fideicomiso, 50 millones de dólares en la obra que luego sería vendida a particulares.

Su pretensión provocó la reacción de organizaciones de la sociedad civil que interpusieron recursos de amparo ante la Sala Constitucional para impedir la construcción de la villa en un cementerio que data de los primeros años del siglo 20.