El dúo boricua Calle 13 confirmó su dominio llegado el ecuador de la duodécima ceremonia de los premios Grammy Latino, momento al que arribó con cinco galardones en su haber, mientras que Alex Ubago se hizo con un gramófono dorado.

A los cuatro premios obtenidos en la ceremonia previa (Mejor Canción Tropical por "Vamo' a portarnos mal"; Mejor Canción Alternativa y el Mejor Vídeo Musical Versión Corta por "Calma pueblo", y Productor del Año, junto a Rafael Arcaute), los puertorriqueños sumaron durante la gala el de Mejor Álbum Urbano, por "Entren los que quieran".

"Ha sido muy difícil navegar contracorriente, sin el apoyo de la radio", reclamó el cantante René "Residente" Pérez.

Asimismo Ubago, como miembro del trío Alex, Jorge y Lena, se hizo con el premio al Álbum Vocal Pop Dúo o Grupo, por su disco homónimo.

"Quiero dedicarle el premio a mi mujer, que hoy hacemos dos meses de casados", declaró el español.

En la ceremonia previa el cubano Paquito D'Rivera consiguió dos galardones por "Panamericana Suite", al Mejor Álbum de Jazz Latino y a la Mejor Obra/Composición Clásica Contemporánea.

El mismo número obtuvo la banda de rock mexicana Zoé, con Mejor Canción de Rock por "Labios rotos" y Mejor Álbum de Música Alternativa por "Música de fondo: MTV Unplugged".

Por su parte, los artistas españoles Diego El Cigala y Niña Pastori se alzaron con el Grammy Latino al Mejor Álbum de Tango y al Mejor Álbum de Flamenco, respectivamente.

El Cigala consiguió el gramófono dorado por "Cigala y Tango", mientras que Pastori se lo llevó por "La orilla de mi pelo".

Otro de los premios destacados hasta ahora fue el Mejor Álbum de Folk, que fue a parar a la fallecida Mercedes Sosa, por "Deja la vida volar - En gira".