La Comisión Europea ha calificado hoy de "incidente grave" la rebaja de la calificación de la deuda pública de Francia llevada a cabo este jueves por Standard & Poor's, de la que la misma agencia de notación se desdijo poco después tras alegar un "error técnico".

"Este es un incidente grave y demuestra la situación de extra volatilidad existente en los mercados hoy por hoy", ha señalado en una declaración el comisario europeo de Mercado Interior Michel Barnier.

Barnier, que el martes presentará su propuesta de regulación europea de las agencias de calificación, ha señalado que las agencias "deben comprobar con rigor sus notaciones y actuar con responsabilidad", ha añadido Barnier.

S&P subsanó enseguida el error y aclaró que la calificación de la República Francesa es 'AAA'", la más alta que asigna la agencia de "ratings".

El ministro de Finanzas, François Baroin, pidió hoy que se abra una investigación sobre las circunstancias en las que se difundió la nota con el error y solicitó que la Autoridad Europea de Mercados Financieros (ESMA) y la Autoridad de Mercados Financieros de Francia (AMF) se ocupen de esa investigación.

La nueva regulación europea para reforzar la actividad de las agencias de notación pretende reducir la dependencia de los inversores de estas instituciones, aumentar la libre competencia y crear un sistema que dirima los casos de negligencias graves derivadas del ejercicio irresponsable de la notación.

No incluirá, sin embargo, la creación de una agencia de notación europea que confronte a las tres grandes instituciones de 'rating' estadounidenses (S&P, Fitch y Moddy's), ha aclarado la portavoz comunitaria Chantal Hugues.