Tiger Woods salió del campo de golf mientras observaba su nombre al frente de la tabla de posiciones el viernes en el Abierto de Australia. Tal vez lo más satisfactorio para Woods fue la forma en que se ubicó como líder provisional.

Woods se colocó en el primer lugar de una tabla de marcadores por primera vez en casi un año, luego de firmar el viernes una tarjeta de 67 golpes, cinco debajo del par, en el Abierto de Australia.

Los estadounidenses perdieron el viernes por la mañana a uno de sus jugadores en el Abierto cuando Hunter Mahan se retiró por dolores en la espalda debajo de su hombro derecho que le impidieron continuar. En vez de arriesgarse, Mahan decidió tomarse un par de días de descanso. Dijo que espera estar recuperado completamente para jugar la próxima semana en Melbourne.

Fred Couples, capitán del equipo de Estados Unidos, firmó una tarjeta de 74 golpes, tres bajo par, para quedar a seis golpes detrás de Woods. El capitán internacional Greg Norman también avanzó al terminar con 74 golpes.

Con control de sus golpes y visiblemente cómodo con el putter, Woods tuvo sus mejores dos rondas seguidas en lo que va del año. Tenía una ventaja de un golpe entre los golfistas que salieron primeros en la segunda ronda.

Esta es la primera vez que Woods se coloca en el primer puesto después de cualquier ronda desde la tercera del Chevron World Challenge, disputado el año pasado. Sería también la primera vez que se ubica de líder contra un grupo completo de participantes en un certamen desde hace dos años, cuando conquistó su último torneo, el Masters de Australia.

"Jugué muy bien", dijo Woods. "pese a que tuve cinco bajo par, sentí que pude haber estado ocho o nueve abajo".

Tiene un acumulado de 135, nueve bajo par, con lo que conservaba un golpe de ventaja respecto de Peter O'Malley, golfista local, quien tuvo birdie en sus últimos dos hoyos para firmar una tarjeta de 66 impactos. O'Malley es recordado por algunos fanáticos en Estados Unidos como el preclasificado 64 que derrotó a Woods en la primera ronda del Match Play Championship en La Costa, en Carlsbad, California, en 2002.