El Ministerio de Salud de El Salvador confirmó hoy que al menos siete menores de edad han muerto en lo que va del año por dengue hemorrágico en el país, cuatro víctimas más que las registradas en todo 2010.

"La séptima víctima es un niño de 12 años procedente de Armenia, Sonsonate (occidente)", dijo hoy a Efe una portavoz del Ministerio de Salud.

Además, el Comité de Auditoría de Mortalidad del Ministerio de Salud "mantiene en estudio tres casos más (de posible muerte) por dengue", los cuales también son menores de edad, agregó la fuente.

La tercera jornada de destrucción de criaderos del vector del dengue, el mosquito "aedes aegypti", comienza mañana y termina el domingo, como parte de las acciones para contrarrestar la enfermedad, señaló.

Detalló que la campaña se realizará en tres fases: a nivel institucional, domiciliar y en las partes externas de las ciudades.

Durante la segunda campaña, a finales de agosto, se destruyeron unos 237.677 criaderos, según datos del Ministerio de Salud.

De acuerdo a los datos oficiales, de los siete menores fallecidos en este año por dengue hemorrágico, seis eran niñas.

El año pasado se registraron en este país centroamericano 8.794 casos del dengue común y 185 del hemorrágico, que causó tres muertos, según los informes oficiales.

En lo que va de año se han confirmado 6.301 casos de dengue, de estos 6.163 corresponden al clásico y 138 al hemorrágico, indicó la fuente.

El dengue es una enfermedad vírica que se transmite por la picadura del mosquito "aedes aegypti" y se registra especialmente en los países tropicales y subtropicales.