La calificación crediticia para Francia no ha sido degradada por Standard & Poor's, dijo el jueves la compañía, clarificando lo que calificó como la transmisión accidental de un mensaje a algunos subscriptores en el sentido de que había degradado la deuda de esa nación.

En un comunicado, S&P señaló que un error técnico ocasionó la diseminación automática de un mensaje a algunos subscriptores de su Portal de Crédito Global "que insinuaba que la calificación crediticia de Francia había sido cambiada".

S&P indicó que ese no es el caso y que la calificación de Francia sigue siendo de "AAA", la evaluación más alta en grado de inversión, con un panorama "estable".

El comunicado fue enviado a algunos subscriptores de Calificaciones S&P bajo el encabezado "DOWNGRADE" (DEGRADACION) y un vínculo a las calificaciones de Francia. Cualquiera que hubiera accesado a ese enlace hubiera visto que la calificación de Francia no había cambiado, dijo Martin Winn, vocero de S&P en Londres.

El aviso original fue enviado aproximadamente a las 9:57 a.m. (1457 GMT), y un aviso nuevo admitiendo el error y ratificando la calificación crediticia de Francia fue enviado a las 11:30 a.m.

El ministro francés de Finanzas Francois Baroin dijo en un comunicado que pidió a los reguladores de mercado de Europa y Francia que investigaran el error.

La autoridad francesa AMF confirmó que se abrió una investigación y se contactó a la Autoridad Europea de Mercados y Valores.

S&P señaló que también está investigando.

Una degradación de la calificación crediticia de Francia sería un golpe duro para los inversionistas, quienes han mostrado poca paciencia con la inestabilidad económica en Europa.

Los comerciantes han estado preocupados en días recientes de que los problemas de deuda en Italia y Grecia pudieran propagarse a Estados Unidos y conducir a una crisis global.

___

La periodista de la AP Sarah DiLorenzo en París contribuyó a este despacho.