Romario prometió intensificar sus esfuerzos en el parlamento brasileño para investigar las supuestas irregularidades que involucran a la FIFA y al presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Teixeira.

El ex goleador, quien ahora es congresista, indicó que junto con otros legisladores investigarán al organismo rector del fútbol mundial antes del Mundial de 2014 en Brasil.

Romario presionará a las autoridades suizas para que divulguen documentos que supuestamente demuestran que Teixeira fue uno de los miembros de la FIFA acusados de aceptar sobornos de parte de un ex socio comercial del organismo en la década de los 90.

Teixeira es presidente del comité organizador de la Copa del Mundo de 2014.

Romario expresó el jueves en su página de internet que pedirá a las autoridades suizas que le permitan revisar los archivos de un caso judicial que involucró al ex socio de mercadeo de la FIFA, ISL, una firma que quebró en 2001.

Romario dijo que el acceso a esos documentos es "crucial para que (el Mundial) se realice con claridad y honestidad".

La cadena británica BBC reportó que los documentos judiciales identifican a Teixeira y al predecesor de Joseph Blatter en la presidencia de la FIFA, Joao Havelange, como dos miembros de la FIFA que aceptaron sobornos por 7 millones de dólares. La FIFA evitó que el tribunal en Zug divulgue los nombres de sus dirigentes involucrados.

Blatter prometió el mes pasado divulgar los archivos del escándalo, como parte de sus esfuerzos por limpiar la imagen de la FIFA tras una serie de escándalos de sobornos. Indicó que su comité ejecutivo abrirá el expediente de ISL en una reunión el 16 y 17 de diciembre en Tokio.

Teixeira y el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, participaron el miércoles en una audiencia congresional, en la que Romario les hizo varias preguntas sobre supuestas irregularidades que salpican a dirigentes del fútbol brasileño y de la FIFA, pero el ex delantero obtuvo pocas y ambiguas respuestas.

El comité congresional se reunió para discutir la aprobación de una ley necesaria para el Mundial de 2014, y no está directamente relacionado con la decisión de Romario de investigar a Teixeira y la FIFA.

El congreso brasileño ha investigado dos veces a Teixeira por supuestas irregularidades, pero las pesquisas nunca fueron completadas.