La petrolera española Repsol informó hoy de un avance de casi el 80 % en la construcción de una planta de gas en el sur de Bolivia que permitirá desde abril próximo aumentar las exportaciones del energético hacia Argentina.

El gerente de Ingeniería y Construcciones del proyecto, el español José María Ruiz, declaró hoy a Efe, durante una visita de periodistas al campo de gas Margarita, situado en el sur de Bolivia, que las obras estarán a punto a fines de marzo.

"Ahora estamos en la recta final, quedan algo más de cuatro meses para estar produciendo y la planta está bastante avanzada", afirmó Ruiz, al señalar que 1.800 obreros trabajan en la construcción de la instalación y otras obras para cumplir con el objetivo de aumentar las exportaciones del hidrocarburo en abril.

Las petroleras que operan en Bolivia envían actualmente hacia Argentina entre cinco y siete millones de metros cúbicos diarios de gas que en 2012 pueden subir a 11 millones gracias a la nueva planta.

La nueva planta permitirá subir de tres a nueve millones de metros cúbicos diarios la producción de gas de Margarita, que es considerado como el mayor yacimiento del energético de Bolivia, aunque aún no se conoce oficialmente el nivel de sus reservas.

La infraestructura es montada en ocho hectáreas de la zona del Chaco, en el departamento de Tarija, región donde está un 85 % de las reservas bolivianas del energético calculadas en 13 billones de pies cúbicos.

El campo de gas Margarita y el vecino de Huacaya, que forman el bloque Caipipendi, están administrados por Repsol que posee un 37,5 % de la concesión, igual que "British Gas" (BG), mientras que la empresa "Pan American Energy" (PAE) tiene el restante 25 %.

Las tres empresas invirtieron 600 millones de dólares en esta fase del proyecto y en una segunda invertirán 660 millones de dólares con el propósito de que la producción de Margarita suba en 2014 a 14 millones de metros cúbicos diarios de gas.