La británica Paula Radcliffe hizo valer su reclamación ante la IAAF para mantener su récord mundial de maratón, del que sería despojado de haber entrado en vigor la nueva norma, que ahora entrará en vigor la próxima temporada, que invalidará las plusmarcas femeninas logradas en carreras mixtas.

Radcliffe, de 37 años, seguirá en posesión de su récord de 2h.15.25, establecido en Londres en abril de 2003. La marca a punto estuvo de ser anulada, ya que en el pasado mes de agosto la IAAF tomó la decisión de reconocer en mujeres "únicamente las marcas conseguidas en carreras femeninas".

Ahora, el máximo organismo internacional ha decidido aplicar la nueva norma a partir de 2012, por lo que Radcliffe sigue siendo la titula del récord mundial de maratón.