El delantero Lionel Messi se entrenó hoy de manera diferenciada por segundo día consecutivo, en vísperas del partido de las eliminatorias mundialistas que Argentina jugará este viernes con Bolivia en Buenos Aires.

El delantero del Barcelona español volvió a hacer trabajos en el gimnasio, mientras sus compañeros efectuaban ejercicios tácticos en el predio deportivo de las afueras de esta ciudad donde se entrena la Albiceleste.

Oficialmente la AFA informó este martes que Messi había quedado al margen de la práctica por cansancio, aunque la prensa deportiva ha aludido a que el astro tiene un problema estomacal.

No obstante, se da por segura su presencia en el once inicial que mañana se medirá con Bolivia.