La venta y comercialización de los libros de la saga "Millenium", de Stieg Larsson, han generado 20,4 millones de dólares brutos entre el 1 de mayo de 2010 y el 30 de abril de 2011, de los que la familia del autor, fallecido en 2004, se lleva 13,6 millones netos tras pagar los impuestos suecos.

Según ha informado hoy a Efe el periodista sueco Kurdo Baksi, amigo del autor, los datos se contienen en la segunda declaración de Hacienda que ha hecho la empresa Maggliden AB, constituida por el padre y el hermano de Larsson, herederos de los bienes ya que no estaba casado con su pareja, Eva Gabrielsson.

De los 13,6 millones, la familia del escritor ha donado a la revista "Expo", en la que trabajaba Larsson, 2 millones de dólares, la misma cantidad que en el anterior ejercicio y que se repetirá en los próximos tres años.

Esa entrega de dinero a la revista de Larsson garantiza, según recuerda Baksi, el futuro de la publicación, que ha pasado momentos "críticos" por falta de financiación.

El padre (Erland) y el hermano (Joakim) de Larsson han donado también 81.000 dólares a un periódico "de fuera de Suecia que apoya la democracia" y del que, por razones de seguridad no quieren dar el nombre por ahora, y más de 272.000 dólares a la Cruz Roja, a la Federación Internacional de Periodistas y a varias organizaciones que ayudan a las mujeres maltratadas.

Esta es la segunda declaración de bienes que presenta la empresa, que, como todas las suecas, debe hacer cada 20 meses. Maggliden se constituyó en 2008, aunque los libros de Larsson se venden en Suecia desde 2005.

Los libros de "Millenium", la trilogía negra y de crítica social de la que Larsson no llegó a ver publicado ningún volumen, han generado en el mundo desde su aparición casi 48 millones de dólares.

Baksi explica que "todo apunta" a que el próximo año las ventas de "Los hombres que no amaban a las mujeres", "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" y "La reina en el palacio de las corrientes de aire", los títulos de la trilogía, se venderán "a un gran ritmo".

Hollywood, recuerda, estrena el 19 de diciembre de este año su versión de la primera película que se hizo sobre "Los hombres que no amaban a las mujeres".

Larsson, escritor y activista contra el maltrato de las mujeres y el racismo, murió de un infarto cuando salía del trabajo la tarde del 9 de noviembre de 2004, con sólo 50 años.

El padre y el hermano del autor, con los que el fallecido no se hablaba, han mantenido una dura y pública polémica con la que era su pareja, Eva Gabrielsson, por los derechos que generan los libros.

La ley sueca no concede ningún derecho al miembro de la pareja superviviente si no estaban casados o había testamento por medio, por lo que Gabrielsson, a pesar de haber vivido 32 años con él y haber sufragado buena parte de su vida en común, no puede disponer de nada de lo que han producido los libros.

Hace cerca de un año, Gabrielsson rechazó una oferta de la familia de Larsson para zanjar la polémica por 20 millones de coronas suecas (unos 2,7 millones de dólares).

Larsson dejó escritas 320 páginas de un IV "Millenium", que están en poder de Gabrielsson pero es muy difícil que se publiquen antes de 2015 porque la familia le ha puesto la condición de que el libro aparezca firmado también con su nombre si es ella la que concluye el tercio que falta y que reparta los beneficios con "Expo".

Además, Gabrielsson ha publicado una autobiografía, "Millenium, Stieg y yo", que la familia rechaza.Concha Barrigós