El D.C. United tendría que buscarse otra sede en la zona de las ciudades de Washinton y Baltimore debido a los altos costos de usar el estadio RFK, dijo el jueves el comisionado de la MLS Don Garber.

"Tenemos que encontrar una solución, y esa solución tiene que llegar pronto. Estoy inquieto sobre dónde va a estar este club en 2012", indicó Garber.

Campeones de la liga en 1996, 1997, 1999 and 2004, el D.C. United ha explorado la posibilidad de ubicarse cerca del estadio Camden Yards de béisbol y el M&T Bank de la NFL. De momento, Garber indicó que el club necesita pagar menos alquiler la próxima temporada.

El comisionado mencionó que el equipo paga por el RFK el alquiler más alto de toda la liga, cuando se trata de un estadio con instalaciones por debajo de la calidad de otros.

En otros temas, Garber señaló también que la MLS tendrá un calendario no balanceado de 34 partidos el año próximo y que existe "una fuerte posibilidad" que la final de la liga se jugará en el estadio del equipo que logró la mejor marca de la temporada regular.

También dijo que la venta de productos de la MLS aumentó un 35% este año, en el que la asistencia a los estadios creció 7% con un récord de 17.872 aficionados por partido. Además, los índices de teleaudiencias en cuatro canales diferentes, entre ellos Telefutura de habla en español, subieron.

Garber se refirió a que no han logrado avances en encontrar una sede en Nueva York para traer un segundo equipo a la ciudad, pero que la MLS ha contratado a un empleado a tiempo completo para trabajar en el proyecto.

Dijo que anticipa que la liga reanudará conversaciones con la familia Wilpon, dueña de los Mets de Nueva York del béisbol de Grandes Ligas, puedan retomarse cuando éstos lleguen a una resolución sobre el litigio por el fraude de la pirámide Ponzi de Bernard Madoff.

Garber indicó que otras ciudades que se perfilan como posibilidades para una expansión son Las Vegas y Detroit. Aunque hubo interés de parte de un grupo en Florida, no ha surgido una buen proyecto para Miami.