El Arzobispado de La Habana acogió hoy como una "excelente noticia" y un "gran privilegio" el anuncio de que el papa Benedicto XVI prepara un viaje a Cuba para 2012.

"Es una excelente noticia y un gran privilegio poder contar con la presencia de su Santidad en el año jubilar por los 400 años del hallazgo de la Virgen de la Caridad del Cobre (patrona de Cuba)", dijo a Efe Orlando Márquez, portavoz del arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Ortega.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, anunció este jueves que el papa Benedicto XVI prepara un viaje a México y Cuba en la primavera de 2012, que será el segundo que realice a América Latina. El primero fue a Brasil en 2007.

Hasta ahora no ha habido reacción de las autoridades cubanas al anuncio del Vaticano.

La Iglesia de Cuba, según Orlando Márquez, esperaba con "expectación" el anuncio de la visita de Benedicto XVI, que será la segunda de un sumo pontífice a la isla después del histórico viaje que cursó Juan Pablo II en 1998.

Actualmente, los representantes de la Iglesia Católica en Cuba a y el Gobierno de Raúl Castro se encuentran en un momento de acercamiento tras el diálogo abierto en mayo de 2010 sobre los presos políticos y otras cuestiones internas.

El propio cardenal Ortega, máxima autoridad católica en la isla, destacó recientemente que la Iglesia vive "una nueva relación" con el Estado y pueblo cubanos.

Ejemplo de ese momento de relaciones es el peregrinaje que ha realizado por toda la isla la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, que el pasado fin de semana llegó a la ciudad de La Habana.

La Virgen de La Caridad tiene su santuario nacional en El Cobre, pequeño pueblo cercano a Santiago, unos 900 kilómetros al este de La Habana, fue declarada patrona de Cuba el 10 de mayo de 1916 y coronada personalmente por el papa Juan Pablo II el 24 de enero de 1998, durante su visita a la isla.

Según la leyenda, la imagen de esta Virgen apareció por primera vez en 1612 ante tres pescadores que iban en una barca por la bahía oriental de Nipe.