El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) otorgó hoy un préstamo de 120 millones de dólares a Colombia para reducir su vulnerabilidad ante los desastres naturales y el cambio climático.

Se trata de una novedosa línea de créditos basados en políticas, cuyos desembolsos se realizan luego de lograrse metas convenidas entre el BID y el país prestatario.

"El programa ayudará al Gobierno colombiano a proteger a las poblaciones más vulnerables del país", dijo Sergio Lacambra, jefe del equipo del proyecto del organismo multilateral.

Colombia es uno de los países latinoamericanos con mayor vulnerabilidad frente a desastres naturales, con más de ocho de cada diez colombianos ubicados en zonas en riesgo de desastre, según el comunicado del BID.

"Incorporar la gestión del riesgo y la adaptación al cambio climático como ejes del plan nacional de desarrollo será una importante contribución al desarrollo sostenible de Colombia", agregó.

Colombia ha sufrido más de 150 desastres naturales en los últimos 40 años, los cuales cobraron más de 32.000 vidas y afectaron a más de 12 millones de personas.

El programa tiene como objetivo reformar las áreas de identificación del riesgo, reducción de la vulnerabilidad y manejo de desastres, y favorecerá una mejor coordinación entre las principales instituciones gubernamentales durante las fases de emergencia, rehabilitación y reconstrucción.

Además, también se incluyen una serie de proyectos piloto en Pereira (sur del país) y otros municipios expuestos a las principales amenazas, fortaleciendo así su capacidad para evaluar el riesgo de desastre.

Otro de los aspectos destacables es el refuerzo de la seguridad física de construcciones tales como hospitales, escuelas y edificios de Gobierno a través de modificaciones del reglamento colombiano de construcción sismorresistente.