La obra "I can see the whole room, and there's nobody in it!" ("Puedo ver la habitación entera, y ahí no hay nadie") del pintor estadounidense Roy Lichtenstein se vendió hoy por un precio final de 43,2 millones de dólares en una puja de arte de posguerra y contemporáneo en la casa de subastas Christie's.

"Se trata de una de las primeras pinturas en las que el autor se apropia de la estética de los cómics y marca lo que conocemos como pop art", dijo a Efe sobre esta obra el responsable de arte de posguerra y contemporáneo de la casa de subastas en Nueva York, Koji Inoue.

Lichtenstein (1923-1997) pintó este lienzo en 1961 y en él retrató a un hombre que mira a través de un hueco en una pared a la vez que pronuncia la frase que da título a la obra.