El ministro guatemalteco del Interior, Carlos Menocal, dijo hoy que el próximo Gobierno, que presidirá Otto Pérez Molina a partir del 14 de enero, tiene la responsabilidad de continuar el trabajo iniciado por la Administración de Álvaro Colom para desterrar a los carteles del narcotráfico que operan en este país.

"Durante la Administración del presidente Colom -en el poder desde enero de 2008- se ha capturado a la mayor cantidad de capos del narcotráfico en la historia del país", aseguró a periodistas Menocal, al destacar la detención de cinco de los diez narcotraficantes guatemaltecos que EE.UU. pide en extradición.

Menocal explicó que con la detención el martes de Elio Lorenzana, uno de los líderes del grupo local conocido como Los Lorenzana, vinculado al cartel mexicano de Sinaloa, suman cinco los "extraditables" capturados en los dos últimos años.

El ministro también resaltó el decomiso durante este Gobierno de una gran cantidad de drogas y bienes a los carteles del narcotráfico.

En lo que va de este año, según cifras oficiales, las fuerzas de seguridad de Guatemala se han incautado más de 3.000 kilos de drogas así como bienes, entre vehículos, naves y dinero en efectivo, por unos 3.172 millones de dólares, un 44,37 % más que en todo 2010 y que equivale al 30 % de la deuda pública del país.

El general retirado Otto Pérez Molina, de 61 años y que ganó la Presidencia en los comicios del pasado domingo, prometió a lo largo de su campaña "mano dura" contra la criminalidad y el narcotráfico.

El presidente electo, que asumirá el cargo el 14 de enero próximo, aseguró entonces que se esforzará para frenar la violencia que genera el narcotráfico y para recuperar el territorio en poder de los carteles, porque "Guatemala tiene que dejar de ser país de tránsito y bodega de las drogas".

Según el Departamento Estadounidense Antidroga (DEA), por el territorio guatemalteco son traficados cada año un promedio de 20 toneladas de drogas provenientes de Suramérica con destino a ese país.

Además de los grupos locales de narcotraficantes, en Guatemala operan células de los carteles mexicanos del Golfo, de Sinaloa y Los Zetas.

Elio Lorenza, hijo de Waldemar Lorenzana -considerado como el jefe y patriarca de este grupo de narcotraficantes que opera en la zona del este del país y quien fue detenido en abril pasado-, fue capturado en el municipio de Huité, en el departamento oriental de Jutiapa.

La Corte del Distrito de Columbia de Estados Unidos reclama en extradición a Waldemar Lorenzana y tres de sus hijos, entre ellos Elio, así como Haroldo Jeremías y Waldemar, quienes se encuentran prófugos de la justicia.

Además de los Lorenzana, precisó Menocal, también han sido detenidos en estos dos años los presuntos narcotraficantes guatemaltecos Mauro Salomón Barrios Ramírez, Juan Ortiz López Chamalé y Byron Linares Cordón, también reclamados por Estados Unidos.

Estos cinco capos, además de los dos hermanos Lorenzana que permanecen prófugos, así como Carlos Alvarenga Mejía, Gonzalo López Cabrera y Carlos Alonzo, fueron incluidos en una lista de "extraditables" desde 2008 por las autoridades estadounidenses, que los acusan de conspiración para introducir drogas a ese país.