Rusia lanzó el miércoles una sonda espacial en una audaz misión a Fobos, una de las lunas de Marte, para traer a la Tierra muestra de su suelo.

La nave Phobos-Grunt (Fobos-Suelo) fue lanzada con éxito por un cohete impulsor Zenit-2 a las 12:16 a.m. del miércoles, hora de Moscú (2016 GMT del martes), desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán.

La Agencia Espacial Federal de Rusia dijo que la nave espacial se separó exitosamente de su cohete impulsor unos 11 minutos después. A la sonda robótica le tomará unas horas realizar una serie de maniobras preliminares antes de que pueda salir disparada hacia el Planeta Rojo.

Sin embargo, el miércoles temprano, la agencia dijo que la sonda no había logrado entrar a una trayectoria de salida para ser disparada a Marte y continúa en una órbita de soporte. El líder de la agencia, Vladimir Popovkin, le dijo a la agencia de noticias Tass que el motor de sustentación de la nave no funcionó.

"No hubo ni una primera ni segunda ignición", dijo. "Los sistemas de control espacial rusos y sistemas similares de Estados Unidos buscaron la nave en la órbita. Sus tanques de combustible no han sido liberados".

Agregó que se había previsto una situación de contingencia y los controladores de la misión tienen tres días para estudiar la telemetría y reorientar el programa.

Se espera que a su regreso a la Tierra en agosto del 2014, el vehículo traiga 200 gramos (siete onzas) de suelo de Fobos.

El esfuerzo con costo de 170 millones de dólares sería la primera misión interplanetaria de Rusia desde la era soviética. Una misión robótica previa de 1996 a Marte terminó en un fracaso cuando la sonda espacial cayó al Océano Pacífico por una falla de motor.

El proyecto Fobos-Suelo debió haber sido lanzado originalmente en octubre del 2009, pero se pospuso debido a que la nave espacial no estaba lista.

La sonda de 13,2 toneladas métricas (29.040 libras) es la nave espacial interplanetaria más pesada hasta ahora, siendo el combustible el que mayor peso representa. Fue fabricada por NPO Lavochkin, con sede en Moscú, compañía especializada en vehículos interplanetarios desde los albores de la era espacial.

La empresa diseñó la nave espacial del lanzamiento fallido de 1996, y dos de sus sondas enviadas a Fobos en 1988 también fracasaron. Una se perdió unos meses después de su lanzamiento debido al error de un operador, y se perdió el contacto con su gemela cuando orbitaba Marte.

Los retos para la misión Fobos-Suelo son imponentes. Exigirá una larga serie de maniobras de precisión para que la sonda robótica llegue a la luna marciana — cuya forma semeja a una papa_, se pose en su superficie, tome muestras y vuele de regreso.

Si la misión transcurre según lo planeado, la nave rusa llegará a la órbita de Marte en septiembre del 2012 y se posará en Fobos en febrero.

Científicos esperan que los estudios del suelo de Fobos ayudarán a resolver el misterio de su origen y proporcionarán más información sobre la formación del sistema solar. Algunos creen que la luna llena de cráteres es un asteroide capturado por la gravedad de Marte, mientras que otros piensan que es una pieza de fragmentos resultantes de la colisión de Marte con otro objeto celeste.