Luego de perder una final de liga y dos más en la CONCACAF, el delantero argentino Emanuel Villa dijo el miércoles que sigue ilusionado con poder darle a Cruz Azul el título que se le ha negado al equipo desde el torneo Invierno de 1997.

Villa perdió la final del Apertura 2009, su primer torneo al volver a México tras un paso fugaz por el Aston Villa inglés. Luego cayó en las finales de la Liga de Campeones de la CONCACAF en 2008 y 2009.

"Hay gente que optimista y hay gente mesurada pero cuando te frustras con algo, la próxima lo vas a pensar dos veces antes de entusiasmarte", dijo Villa en una rueda de prensa. "Pero si me pego en la cabeza en la pared me vuelvo a levantar y a pelear otra vez".

Además del Apertura 2009, la Máquina ha perdido las finales del Apertura 2008, Clausura 2008 e Invierno 1999.

"Por la ley de probabilidades debemos estar muy cerca, no por los años que no hemos sido campeones, sino porque cada seis meses estamos ahí peleando peleando por el título", señaló Villa, quien se negó a prometer que esta vez cambiarán la historia. "Pero las ilusiones y las ganas nadie me las puede quitar".

Cruz Azul hizo una sólida campaña en el Apertura 2011 donde terminó con 29 puntos a sólo uno del líder general Chivas.

Villa, quien marcó seis goles en la temporada, sabe que la diferencia esta vez es que un nuevo fracaso en la obtención de un título podría derivar en cambios en la plantilla e incluso entrenador.

"Tenemos la posibilidad de escribir una nueva historia y mañana no sé si la tendremos. Hay que pensar en el hoy y no en lo que va a pasar después", afirmó.

En los cuartos de final que se jugarán a partir de la próxima semana, la Máquina enfrentará al Morelia.

"Parece que será una liguilla pareja, no sabría decir quien es favorito en cada serie", dijo Villa. "Creo que cualquiera podría ganarla".

Incluso Cruz Azul.