El Este de Alemania continúa económicamente a la zaga del Oeste 22 años después de la caída del Muro de Berlín, según el informe anual sobre la unidad publicado hoy por el Gobierno germano.

Según el documento, el proceso de equiparación económica entre los nuevos y los viejos estados federados se redujo de forma significativa en los últimos años.

El PIB per cápita en el Este se sitúa aproximadamente en el 73 % respecto al nivel del Oeste, por lo que prácticamente no ha cambiado en los últimos años.

No obstante, el titular del Interior germano, el socialcristiano bávaro Hans-Peter Friedrich, hizo un balance positivo y subrayó que el proceso de equiparación progresa en todos los ámbitos.

No obstante, el paro en el Este continúa prácticamente duplicando el porcentaje de los viejos estados federados.

Por ello señaló que los nuevos estados federados continúan necesitando ayuda económica para alcanzar el objetivo de equiparación de las condiciones de vida a más tardar para 2019, cuando expira el pacto de solidaridad.

"Se mantiene el compromiso con los nuevos (estados federados) de que habrá medios hasta 2019", aseguró el ministro en alusión al llamado Pacto de Solidaridad II, destinado a invertir fondos en mejorar las infraestructuras en el Este y relanzar así el territorio de la extinta República Democrática Alemana (RDA).

Una de las propuestas barajadas antes de que la canciller alemana, Angela Merkel, diera a conocer este domingo la anunciada rebaja fiscal de 6.000 millones de euros, era precisamente la de rebajar el impuesto de solidaridad que los alemanes pagan desde la reunificación.

Por otra parte, el ministro subrayó que los ingresos disponibles por hogar en el Este prácticamente se han duplicado en los últimos 20 años y alcanza actualmente cerca del 83 % de la media germana.

Asimismo, el sueldo medio en los nuevos estados federados se sitúa actualmente en alrededor del 85 % del nivel de los viejos, y en el caso de las pensiones, asciende hasta el 89 %.

No obstante, resulta difícil comparar el nivel de vida en el Este y el Oeste dado a que no existen datos sobre los correspondientes costes de la vida.

Por otra parte, las variaciones no afectan sólo a Este y Oeste, según el ministro, ya que la evolución de los sueldos en toda Alemania presentan diferencias que según el grado de industrialización de cada estado federado.

También puede hablarse de diferencias entre los medios rural y urbano en toda Alemania.