En medio de una ardua lucha por la sede del mundial de atletismo de 2017, los candidatos Londres y Doha dijeron el miércoles que se oponen a organizar la competencia en 2019 como parte de un posible acuerdo con la federación internacional de atletismo (IAAF) para complacer a ambas ciudades.

Antes de la votación del viernes para elegir la sede, el director de la candidatura qatarí, Abdualla Al Zaini, dijo que "no estamos contemplando ninguna otra fecha" que no sea 2017.

"En realidad, no. Vamos por 2017", afirmó en una entrevista telefónica con la AP.

El director de la candidatura de Londres, Ed Warner, señaló que los compromisos económicos del gobierno no pueden ser alterados y afirmó que "no estamos dispuesto" a aceptar el mundial de 2019.

"Aunque nos lo pidan el viernes, no hay forma que digamos que sí a (a 2019)", señaló Warner en una conferencia telefónica.

La decisión será tomada en una votación entre los 27 miembros de la junta de la IAAF en Mónaco.

Debido a la fortaleza de ambos candidatos, la IAAF contemplaba la posibilidad de llegar a una cuerdo para también otorgar la sede de 2019, aunque muchos miembros de la junta tenían dudas al respecto, señalaron dirigentes del organismo.