La Unión Europea (UE) aseguró hoy que el último informe del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA), en el que advierte de que Irán parece trabajar en el desarrollo de armas nucleares, "agrava las preocupaciones existentes" sobre las intenciones del programa nuclear de ese país.

"El nuevo informe del OIEA agrava las preocupaciones existentes sobre la naturaleza del programa nuclear iraní", indicó en un comunicado Maja Kocijancic, portavoz de la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton.

En concreto, destacó que el estudio hace un "énfasis particular en una información corroborada por el OIEA sobre las posibles dimensiones militares del programa nuclear iraní".

"La evaluación del OIEA está basada en la información recibida de varias fuentes, incluidos varios Estados miembros, durante un largo periodo de tiempo", apuntó.

Desde su punto de vista, el análisis de esos datos en el interior de la organización ha sido "consistente, creíble y, en la medida de lo posible, comprobado con la información recogida por el OIEA a lo largo de sus investigaciones en Irán".

Kocijancic recordó que el informe cubre todos los aspectos relevantes para el desarrollo de armas nucleares, como el programa de gestión, el desarrollo de un sistema de detonación o los preparativos preliminares para la realización de pruebas, así como el diseño de un mecanismo de lanzamiento de misiles.

Asimismo, señaló que el documento "confirma la continua expansión de las actividades de enriquecimiento de uranio de Irán", en violación de resoluciones tanto del OIEA como del Consejo de Seguridad de la ONU.

En particular, afirmó que el incremento de su capacidad de enriquecer uranio al 20 % es objeto de "particular preocupación".

"La UE realizará consultas a nivel interno y con sus socios para trabajar en una reacción adecuada" del OIEA a este informe, concluyó la portavoz de la alta representante de la Unión Europea.