La Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), hasta el momento, no ha decidido imponer sanciones al comportamiento antideportivo que protagonizaron varios jugadores de los Steelers de Pittsburgh y los Ravens de Baltimore, durante el partido del pasado domingo.

Sin embargo, dentro de la NFL se considera que podrían darse multas económicas al linebacker James Harrison y al defensivo Ryan Clark, ambos de los Steelers, mientras que el castigado por los Ravens sería el linebacker Ray Lewis.

El golpe que propinó Harrison ocurrió en el tercer cuarto cuando el linebacker aparentemente golpeó a Ray Rice, de los Ravens, después de que el corredor había sido bloqueado.

Mientras que a Clark le llamaron la atención durante el partido por haber golpeado al "tight end" Ed Dickson, durante la primera mitad del partido.

Lewis golpeó al receptor abierto Hines Ward cuando la jugada había concluido, pero no recibió ninguna llamada de atención por parte de los árbitros.

Ward tuvo que abandonar el partido con síntomas de conmoción, después del golpe, casco contra casco, de parte de Lewis.

Los Ravens se hicieron con el triunfo por 23-20 con un pase del mariscal de campo Joe Flacco en la recta final del cuarto periodo del duelo de equipos de la División Norte de la Conferencia Americana (AFC). EFE