La cifra de muertos por un alud en la ciudad colombiana de Manizales, donde se han registrado fuertes lluvias en los últimos días, subió hoy a 48, según confirmaron a Efe fuentes de la Cruz Roja Colombiana.

El director general de Socorro Nacional de la Cruz Roja Colombiana (CRC), César Urueña, detalló que el cómputo de víctimas mortales registró ayer 45 muertos, y que hoy se identificaron tres personas fallecidas más, lo que lo eleva la cifra a 48.

Agregó que en el barrio Cervantes de Manizales, capital del departamento de Caldas, hay "aproximadamente entre 6 y 8 personas desaparecidas, (cuyo hallazgo) es lo que daría con la terminación de la operación", señaló Urueña.

Además, explicó que las labores de búsqueda e identificación de víctimas por el alud continúan, pese a la interrupción de anoche por las lluvias, y estimó que estas operaciones terminarán durante la jornada, porque "ya entró maquinaria pesada en la zona a hacer la remoción de escombros".

Urueña aclaró que las familias afectadas están recibiendo la atención y ayuda del Gobierno de Colombia y que por el momento no hay mayores requerimientos.

Sin embargo, dada la previsión de intensas lluvias en todo el país, "seguramente la Cruz Roja va a abrir convocatoria para recibir ayuda a partir de la próxima semana".

Otra emergencia a la que Urueña hizo mención fue la registrada en el municipio de Lloró, en Chocó (noroeste del país), donde hay 500 familias afectadas y viviendas arrasadas como consecuencia de la crecida de un afluente del río Atrato.

Las lluvias en Colombia desde primeros de septiembre han dejado 98 fallecidos, indicó Urueña al citar un reporte general, así como 289.074 personas afectadas, 60.770 familias perjudicadas, 39 desaparecidos, 67 heridos, 41.129 viviendas afectadas y 337 viviendas averiadas.

Según ese informe, estas emergencias se registran en 172 municipios de 27 de los 32 departamentos colombianos.

La situación de Manizales es la peor emergencia registrada desde septiembre, cuando se inició la segunda temporada anual de lluvias en Colombia.

Entre abril de 2010 y el mismo mes de este año Colombia sufrió la temporada de lluvias más larga e intensa en varias décadas.

En inundaciones, deslizamientos de tierras y otras consecuencias, 440 personas murieron, 3,6 millones resultaron afectadas y muchas carreteras, puentes y centenares de casas destruidas.

Además, las cuantiosas precipitaciones anegaron miles de hectáreas de uso agropecuario, con lo que se perdieron extensas áreas de cultivos, miles de cabezas de ganado y aves de corral.