Un hombre de 67 años que pasó cuatro décadas como prófugo de la justicia se apresta a entregarse a la policía en San Francisco para enfrentar cargos por disparar contra dos oficiales en el sur de la ciudad en 1968.

El diario The San Francisco Chronicle citó a un abogado de Ronald Stanley Bridgeforth quien dijo que su cliente se entregará a las autoridades el jueves y se declarará culpable de agresión con un arma mortal.

Pero Bridgeforth planea apelar las acusaciones que han estado pendientes en su contra por la muerte en 1971 de un policía de San Francisco, dijo al periódico su abogado Paul Harris.

Una orden ha estado pendiente contra Bridgeforth desde 2007 en la muerte del sargento John Young, quien estaba detrás de un cristal antibalas cuando varios hombres entraron en una estación de policía.

Harris dijo que su cliente está casado y tiene hijos mayores y que hasta la semana pasada trabajó como asesor de estudiantes en una universidad cuyo nombre no se dio a conocer.

____

Con información de: The San Francisco Chronicle http://www.sfgate.com