Kentucky y Misisipí se negaron a entregar la oficina de sus gobernadores a partidos rivales a pesar de las persistentes aflicciones económicas.

En todo Estados Unidos, las más recientes importantes decisiones de los electores en 2011 fueron vistos de cerca en busca de alguna pista sobre la tendencia política a dos meses de la primera elección primaria para candidatos presidenciales y casi cuatro años después de la peor desaceleración económica desde la Gran Depresión.

El gobernador demócrata de Kentucky y su homólogo republicano de Misisipí fueron reelegidos, en decisiones que podrían sugerir que muchos estadounidenses no están listos para abandonar a los partidos en el gobierno.

Las contiendas por la gubernación eran de gran interés para ambos partidos. Diez estados elegirán gobernadores el próximo año y éstos pueden concentrar esfuerzos cruciales para cualquier candidato a la Casa Blanca. La primera primaria presidencial se realizará el 10 de enero en New Hampshire.

En Kentucky, el gobernador Steve Beshear fue reelecto con facilidad a pesar de un alto desempleo, déficits en el presupuesto y los violentos ataques propagandísticos de un tercer partido. Es el segundo demócrata en ganar una gubernatura este año, después de Earl Ray Tomblin, en Virginia Occidental.

En Misisipí, los electores eligieron al republicano Phil Bryant para reemplazar a Haley Barbour. Bryant venció al alcalde de Hattiesburg, Johnny Dupree, el primer negro nominado para gobernador por un partido importante en el estado.

En Arizona, el senador estatal Russell Pearce, arquitecto de la estricta ley migratoria que puso al estado al frente de un debate nacional, fue vencido por una movilización encabezada por un compañero republicano.

En Filadelfia, el alcalde demócrata Michael Nutter venció a una rival republicana poco conocida llamada Karen Brown, una ex profesora de matemáticas y ex demócrata que se cambió de partido para enfrentar a Nutter.

Phoenix eligió al demócrata Greg Stanton, un ex concejal de la ciudad, como el nuevo alcalde después de una campaña centrada en sacar a la sexta ciudad más grande del país de sus crisis económica.

Los alcaldes de Baltimore e Indianapolis fueron reelectos.

Robert Farmer, el cómico que se volvió político, perdió su intento por ser el comisionado de Agricultura en Kentucky. Y en Ohio, otro comediante, Drew Hastings, fue elegido alcalde de Hillsboro.

____

La periodista de The Associated Press Julie Carr Smyth en Columbus, Ohio, colaboró con este reporte.