El médico de Michael Jackson, que se negó a declarar durante su juicio, dijo el jueves en una entrevista que el cantante le mintió sobre sus antecedentes médicos y nunca le reveló que tuviese un problema de adicción.

"Me desagrada culpar a Michael como individuo", dijo el doctor Conrad Murray en la entrevista difundida el jueves y grabada días antes de su condena.

"Me hubiera gustado que en nuestros diálogos él hubiese sido más franco y honesto para decirme esas cosas sobre él", dijo.

La entrevistadora Savannah Guthrie le preguntó: "¿Cree que él le mintió?"

"Decididamente", respondió el médico.

"¿Sobre qué?", le preguntó.

"Por cierto fue engañoso al no mostrarme todos sus antecedentes médicos, los médicos que consultó, los tratamientos que pudo haber recibido", respondió Murray.

"¿Realmente no sabía que él tuviera un problema de adicción?"

"Absolutamente no. No tenía ni idea".

Murray fue condenado el lunes por homicidio involuntario por haber suministrado al insomne Jackson el poderoso anestésico propofol para ayudarle a dormir mientras ensayaba para su gran retorno a los escenarios.

Durante la entrevista, le mostraron a Murray un vídeo de frascos de remedios de otros médicos en la mesa de luz de Jackson, sugiriendo que debían haber despertado sospechas a Murray.

"No puedo impedir que Jackson consulte a otros médicos por el motivo que sea", dijo el médico.

"Usted podría haber advertido que el motivo por el cual lo contrató fue para que le diese este fármaco, propofol", le dijo Guthrie.

"No, para nada", respondió Murray. "Yo encontré a Jackson con propofol. No fue algo que yo le presentara".

Expertos que atestiguaron en el juicio a Murray dijeron que el propofol no debió haber sido administrado en la casa de Jackson, pero el médico disintió.