Los delanteros Teófilo Gutiérrez y Radamel Falcao García se perfilan como las cartas ofensivas de la selección colombiana en su partido del viernes contra la de Venezuela a juzgar por los últimos entrenamientos en la caribeña ciudad de Barranquilla.

De confirmarse la tendencia a jugar con dos puntas en el partido de la tercera jornada de las eliminatorias sudamericanas del próximo Mundial, las otras novedades en el once titular del equipo de Leonel Álvarez debe estar en la defensa, con la vuelta del central Mario Yepes, del Milán italiano, y la presencia en la banda derecha de Gerardo Vallejo en sustitución de Camilo Zúñiga.

El lateral del Nápoles italiano recibió autorización de la comisión técnica para llegar a la concentración solo el próximo viernes debido al nacimiento de su hija.

Tras recuperarse de un desgarro en la pierna derecha que no le permitió jugar contra Bolivia en la pasada jornada, Mario Yepes ha advertido que la selección de Venezuela llegará a Barranquilla a tratar de ganar, por lo que pidió atención redoblada.

"Es un equipo que viene a proponer y a tratar de ganar, por eso va a ser un partido difícil y complicado", advirtió.

El defensa del Atlético de Madrid Amaranto Perea también destacó la calidad de la Vinotinto.

"Venezuela tiene muy buenos jugadores y delanteros bastante buenos que juegan en las grandes ligas. Además de la mitad hacia atrás ha crecido mucho. Por eso Colombia tiene que darle mucha importancia a este partido, porque de ganarlo se empiezan a visualizar cosas importantes en la eliminatoria", aseguró Perea.

Explicó que Venezuela es un rival directo para disputar una plaza y ese será el primer escollo de Colombia en condición de local.