Un tribunal de Shanghai condenó a un ex ejecutivo de la empresa estatal farmacéutica a una pena de muerte suspendida tras ser convicto de corrupción por amasar 50 millones de yuan (8 millones de dólares), anunció el miércoles un funcionario.

Wu Jianwen, ex director de Shanghai Pharmaceutical Group Ltd., fue convicto de aceptar sobornos, malversar fondos públicos y otros cargos de corrupción en el Tribunal Popular de Shanghai, según un funcionario judicial llamado Wang.

El funcionario agregó que el tribunal le impuso una pena de muerte suspendida. Generalmente esas sentencias son conmutadas a cadena perpetua por buena conducta.

China está preocupada por la seguridad de los alimentos y otros productos y al parecer desea demostrar que las autoridades combaten la galopante corrupción.

Shanghai Pharma es la tercera empresa farmacéutica de China y la segunda distribuidora de productos farmacéuticos. Era la empresa matriz de Shanghai Hualian Pharmaceutical Co., clausurada por las autoridades en el 2007 por fabricar un fármaco contra la leucemia contaminado, que causó dolores y parálisis parcial de las piernas a muchos pacientes.

La creciente importancia de China en el sector de la industria farmacéutica ha desatado temores de que pueda verse contagiada por las adulteraciones ocurridas en otros productos — especialmente ante el creciente aumento de la dispensa de recetas por correo.

En el 2007, China ejecutó a Zheng Xiaoyu, ex director de la agencia reguladora de alimentos y drogas, tras ser convicto de aceptar sobornos a cambio de aprobar medicinas que causaron varias muertes.

El castigo pasó a ser un símbolo de la crisis de la seguridad en alimentos y otros productos a causa de contaminantes detectados en bienes exportados, como los alimentos para perros y el pescado.

Mientras tanto, una funcionaria municipal convicta de desfalco fue ejecutada el miércoles tras la confirmación de la Corte Suprema, dijo la agencia noticiosa estatal Xinhua.

Agregó que Luo Yaping, de 50, desfalcó 32 millones de yuan (5 millones de dólares) de fondos públicos destinados a la compensación de expropiaciones de terrenos del 2004 al 2007 cuando trabajaba en el gobierno municipal de Fushun, en la provincia nororiental de Liaoning. El Tribunal Supremo Popular dijo en una nota que aceptó además 300.000 yuan (47.000 dólares) en sobornos de dos empresas de bienes raíces, agregó Xinhua. Fue condenada a muerte en diciembre del 2010 y apeló el veredicto en junio.