Una mujer que llegó a un acuerdo en una demanda por acoso sexual que entabló contra Herman Cain en 1999, volvió a presentar otra queja tres años después en su siguiente trabajo, según se enteró The Associated Press.

En esa queja, la mujer denunció que fue tratada injustamente a una solicitud para trabajar desde casa después de un accidente vehicular y acusó a un administrador de circular un correo electrónico con contenido sexual.

Karen Kraushaar presentó la queja cuando trabajaba en el Servicio de Inmigración y Naturalización de Estados Unidos.

Antiguos supervisores de ella hablaron sobre la queja con la AP con la condición de mantenerse en el anonimato debido a que el asunto era manejado internamente y no era de carácter público.

La queja de la mujer no habla de acoso sexual. Ella dice que consideró la queja como menor y la desestimó en 2003.

Ella y otras tres mujeres han acusado al aspirante republicano a la Casa Blanca de acoso sexual. Cain niega las acusaciones.