Un importante comandante de la Armada estadounidense está más preocupado por Corea del Norte que por otros países asiáticos, incluyendo el creciente poderío militar de China.

El vicealmirante Scott Swift, quien asumió como comandante de la séptima flota en septiembre, declaró el miércoles que mientras el ejército de Estados Unidos tiene una relación "abierta y robusta" con China, él pasa mucho tiempo pensando en Corea del Norte debido a su "imprevisibilidad".

"Ver lo que piensan puede ser muy limitado. Es una sociedad cerrada", dijo Swift.

Eso me preocupa "porque no puedo adivinar hacia dónde podría ir una decisión respecto de Corea del Norte", agregó el militar, quien añadió que quería buenas relaciones con sus contrapartes en Asia para poder anticipar lo que podrían ellos hacer en lugar de sólo reaccionar.

Swift dijo que China está utilizando su poder militar y diplomático para proteger su creciente serie de intereses en todo el mundo. Pero agregó que no "es algo que se me salga de las manos" porque Estados Unidos también comparte muchos de los intereses de China, como combatir el tráfico de personas y el trasiego de drogas.

Swift, habló durante una visita a Hong Kong con el grupo del portaaviones estadounidense George Washington. La séptima flota tiene su base en Yokosuka, Japón, y cubre la mayor parte de los océanos Pacífico e Indico. Cuenta con casi 60 buques y 40.000 marineros e infantes de marina.