Un juzgado penal colombiano condenó a 40 años de cárcel a cinco integrantes de las FARC por la ocupación violenta de un municipio del noroeste del país en la que murieron siete civiles y nueve policías.

La Fiscalía General informó el miércoles que la sentencia de un juzgado penal del departamento de Antioquia contra los cinco rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) está relacionada con el asalto al municipio de Nariño en Antioquia, unos 165 kilómetros al noroeste de Bogotá, ocurrido el 30 de julio de 1999.

Durante la toma "fueron muertos nueve agentes de la policía, siete civiles, resultaron heridas 16 personas, entre uniformados y pobladores, y fueron secuestrados ocho agentes. Durante el ataque los insurgentes destruyeron la alcaldía, almacenes, casas de habitación y la estación policial", explicó la Fiscalía a través de un comunicado.

Los cinco guerrilleros fueron hallados culpables de los delitos de terrorismo, homicidio agravado, secuestro extorsivo agravado y rebelión.

Uno de los condenados es Pedro Pablo Montoya, alias "Rojas", un guerrillero que se hizo tristemente célebre en marzo de 2008 al presentarse en una guarnición militar de la ciudad de Medellín, capital de Antioquia, con la mano de Iván Ríos, uno de los miembros de la cúpula de las FARC, como prueba de que lo había asesinado.

Cuatro de los cinco condenados, incluido Montoya, estaban ya en prisión.