El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, y el general retirado Otto Pérez Molina, quien le sucederá en el poder el próximo 14 de enero, definieron hoy un primer cronograma para el proceso de transición.

Colom recibió hoy al presidente electo en la Casa Presidencial en una primera reunión para que Pérez Molina conozca la situación en la que se encuentra el Estado.

La reunión fue "productiva" y existe voluntad mutua de hacer un trasladado de información para que el próximo Gobierno pueda iniciar bien su administración", dijo Colom en rueda de prensa que ofreció con Pérez Molina, luego del encuentro privado.

"Valoramos la reunión y la voluntad del Gobierno es garantizar" que la próxima Administración "inicie bien su gestión", enfatizó el mandatario, que llevó en un recorrido por la Casa Presidencial a su sucesor y a la próxima vicepresidenta, Roxana Baldetti.

El presidente electo, por su lado, explicó que acordaron una reunión para el próximo lunes en la que se les presentará "la situación en la que se encuentra el Estado".

Un día después el vicepresidente Rafael Espada recibirá a Baldetti y a los equipos de ambas partes que van a ser los que faciliten la información para el proceso de transición, agregó.

Pérez Molina, quien fue elegido nuevo presidente el pasado domingo al derrotar en segunda vuelta electoral al empresario populista Manuel Baldizón, dijo que también propuso a Colom y Espada que se reúnan los ministros con su contraparte para que informen de cómo se encuentran las carteras.

Anunció que la próxima semana espera tener definido a su Gabinete de Ministros para que se celebren estas reuniones.

Por ahora, apuntó, sólo tiene definidos los nombres de sus ministros de Gobernación (Interior), Mauricio López, de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi, y de Salud Francisco Arrendo.

"Esperamos que el proceso de transición dure un mes", acotó el general retirado de 61 años, quien calificó de "importante" la reunión con Colom.

El presidente electo manifestó que él está interesado en conocer especialmente la situación en la cartera del Interior, la responsable de la seguridad ciudadana, a la que ha dicho, le dedicará el 60 % de su Gobierno.

También, expresó, que quiere conocer el caso de los programas sociales que impulsó el Gobierno de Colom para beneficiar a más de 900.000 familias pobres de este país centroamericano.

Su Administración, subrayó, tiene planificado crear un Ministerio de Desarrollo Social, que incluya a todos estos programas.

Pérez Molina, del derechista Partido Patriota (PP), tomará posesión de la presidencia el 14 de enero de 2012, para un periodo de cuatro años.

El mandatario electo reiteró que está dispuesto a reunirse con todos lo sectores del país con el propósito de buscar la unidad nacional.