El presidente Hugo Chávez denunció el miércoles que un submarino nuclear ingresó clandestinamente a aguas territoriales en el Caribe venezolano y tras ser descubierto emprendió una veloz huida.

"Detectamos un submarino en aguas venezolanas, no podemos acusar a nadie, sospechamos", dijo Chávez en una entrevista telefónica difundida tarde en la noche por la estatal Venezolana de Televisión.

"Se dio a la fuga, fue perseguido, se escapó porque es mucho más rápido que los nuestros", comentó el gobernante, quien mencionó que el incidente ocurrió el martes.

"Evidentemente por la velocidad que adquirió el aparato y el tamaño es un submarino de propulsión nuclear", agrego el presidente, sin acusar a país alguno de la maniobra.

El mandatario comentó que se abrió una investigación y elogió a los miembros de la armada venezolana por no caer en provocaciones.

"Estamos investigando, afortunadamente nuestros marinos, nuestra gente, no cayó en provocaciones: Alertaron, avisaron, se comunicaron, se desplegaron e hicieron huir a la nave incursora en aguas territoriales, eso fue el día de ayer (el martes)", acotó.

Prometió divulgar más información en los próximos días e insistió en que "no podemos acusar a nadie porque no tenemos la prueba, pero sin duda era un submarino".

"Ahora tu sabes como los imperios se acostumbraron a andar por el Mar Caribe y meterse por todo lados e igual usan sus satélites para espionaje, es espionaje", aseveró.

Unos 1.500 efectivos participan en maniobras de adiestramiento de "defensa marítima" en el Caribe para evitar cualquier "agresión interna o externa", manifestó.