El presidente estadounidense Jimmy Carter anunció el miércoles en Santo Domingo que promoverá que su país cumpla las promesas que hizo para ayudar a reconstruir Haití tras el devastador terremoto del 2010.

"Estados Unidos y muchos otros país hicieron grandes promesas a Haití, que no se han cumplido", reconoció el ex jefe de Estado en una breve conferencia de prensa.

Carter, quien la víspera se entrevistó en Puerto Príncipe con el presidente haitiano Michel Martelly, anunció que cuando regrese a su país comenzará a promover que el gobierno estadounidense concrete su apoyo.

El ex mandatario y su esposa Rosalynn visitaron el miércoles el empobrecido barrio marginal Majagual, al norte de Santo Domingo, donde pusieron en marcha un proyecto de la organización cristiana Hábitat por la Humanidad para acondicionar viviendas de personas de escasos recursos.

Cesarina Fabián, directora local de Hábitat para la Humanidad, detalló que esa organización tiene previsto reconstruir, acondicionar y edificar 537 viviendas durante el 2012 en diferentes zonas marginales de República Dominicana.

Carter también exhortó a los sectores económicamente más favorecidos de la región a contribuir con programas para la construcción de viviendas para la población de bajos ingresos como una forma de reducir la marginalidad y la pobreza.

De acuerdo con datos del Banco Nacional de la Vivienda de República Dominicana, este país tiene un déficit de unas 600.000 casas, lo que obliga a igual número de familias a vivir en improvisas viviendas de madera, cartón y zinc en los alrededores de las ciudades y en zonas vulnerables.

De forma previa a su llegada a República Dominicana, Carter y su esposa visitaron el lunes la ciudad haitiana de Leogane, una de las más afectadas por el terremoto de 2010 t al oeste de Puerto Príncipe, donde Hábitat para la Humanidad construye 100 viviendas para damnificados del terremoto.