Canadá dijo hoy que está "muy preocupada" por las irregularidades denunciadas por los observadores internacionales en las recientes elecciones nicaragüenses y afirmó que la Organización de Estados Americanos (OEA) está trabajando en "una respuesta continental" a esas preocupaciones.

La secretaria canadiense de Estado para América, Diane Ablonczy, dijo hoy a preguntas de Efe: "Estamos muy preocupados por la pauta de irregularidades electorales en Nicaragua. No sólo en estas elecciones, sino en previas".

"Unas instituciones democráticas fuertes requieren una vigilancia continua y lamentaríamos mucho un retroceso en términos de elecciones libres y justas en cualquier país americano", añadió Ablonczy durante una conferencia telefónica desde Washington.

El pasado domingo, el sandinista Daniel Ortega ganó las elecciones presidenciales en Nicaragua con un 62,66 % de los votos, frente al 31,13 % obtenido por su rival, el empresario Fabio Gadea.

Pero observadores internacionales han denunciado irregularidades durante el proceso electoral.

El martes, la misión de observadores de la Unión Europea (UE) en Nicaragua afirmó que a las elecciones generales en este país les hicieron falta "transparencia y neutralidad".

En la capital estadounidense Ablonzcy se reunió en los dos últimos días con representantes de instituciones continentales, entre ellos el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

La secretaria canadiense de Estado para América dijo que Insulza "está muy involucrado en las preocupaciones en torno a las elecciones de Nicaragua. Él ha estado liderando una serie de discusiones para dar una respuesta".

Ablonczy añadió: "Respaldamos totalmente al secretario general en sus reuniones con los países miembros sobre cómo responder y en que (la OEA) juegue un papel positivo en contrarrestar cualquier erosión a la libertad electoral y la transparencia en un país de América".

En este sentido Ablonczy indicó que están trabajando en colaboración con los socios americanos "en una respuesta continental de la OEA para animar y ayudar a que todos los países se comprometan con fuerza en elecciones libres y justas".

"Y en ser muy directos cuando vemos la erosión de algunos de esos principios clave", concluyó.