El primer ministro italiano Silvio Berlusconi confirmó el miércoles que no buscará reelegirse y agregó que su sucesor Angelino Alfano — a quien él designó — será el candidato de su partido cuando se realicen las próximas elecciones en Italia.

El costo de financiamiento para Italia se incrementó casi 7% esta semana, un día después de que Berlusconi prometió renunciar después de que el Parlamento apruebe un nuevo plan de austeridad y de reformas.

Si bien la mayoría de Berlusconi se vio obstaculizada para sacar adelante las reformas, la composición del próximo gobierno de Italia sigue siendo una cuestión inminente.

Berlusconi dijo que dejaría el cargo después de una votación de rutina en el Parlamento reveló que ya no tiene la mayoría que necesita para continuar con sus políticas. Dijo que dejaría el cargo una vez que los legisladores aprueben las reformas económicas demandadas por la Unión Europea para evitar que Italia se vea más afectada por la crisis de deuda de Europa, algo que podría suceder en algunas semanas.

A pesar de la decisión, el costo del crédito para Italia seguía bajo presión el miércoles. El rendimiento para los bonos a 10 años volvió a subir y superó el 7%. Ese número es importante porque Grecia, Portugal e Irlanda fueron obligados a recibir ayuda después de que sus bonos superaron esa tasa.

La bolsa de Milán abrió ligeramente en alza. Pero las acciones de Mediaset, el imperio de Berlusconi, iban perdiendo 9,8%.

En el lado político, una vez que Berlusconi renuncie, el presidente Giorgio Napolitano debe iniciar las consultas para formar un nuevo gobierno, posiblemente con el líder del partido conservador de Berlusconi y en caso de que no pueda alcanzarse un consenso, podría buscar un gobierno técnico.

Berlusconi está presionando para que haya nuevas elecciones a comienzos de 2012.

"No voy a contender, en realidad me siento liberado", dijo Berlusconi citado por el diario La Stampa. "Es el turno de Alfano".

Berlusconi eligió a su ex ministro de Justicia para que encabezara su partido Pueblo de la Libertad hace unos meses. Con 41 años, Alfano representa una nueva generación de políticos después de 17 años de liderazgo de Berlusconi.

Mario Monti, un ex comisario de competencia de la Unión Europea y que ahora encabeza la prestigiosa Universidad Bocconi de Milán, ha sido mencionado por muchos como candidato para encabezar el gobierno técnico.

Berlusconi reconoció que dependía de Napolitano decidir cómo proceder una vez que él renuncie.

Todavía no está claro si Napolitano querrá llamar a elecciones pronto dada la necesidad de calmar a los mercados. Posiblemente trate de sondear a los políticos sobre la posibilidad de formar un gobierno de tecnócratas o uno con base amplia que pueda tener mayoría en el parlamento.