En los tribunales de Estados Unidos se libra una disputa desgarradora: la que busca compaginar el derecho constitucional de los padres a criar sin intromisiones de nadie a sus hijos con el deseo de los abuelos de influir en las vidas de sus nietos.

En la actualidad, aumenta el número de abuelos distanciados de sus hijos que exige a los legisladores que cambien las leyes estatales porque las consideran demasiado restrictivas y a su parecer ignoran los lazos únicos que muchos de ellos tienen con sus nietos.

Es previsible que la Corte Suprema de Estados Unidos decida a más tardar en febrero si analiza otra vez el tema, tal como hizo hace 11 años en un caso que sentó precedente en el estado de Washington y que convirtió el deseo de los padres competentes en el principio rector en la mayoría de las disputas.

Aunque todas las leyes estatales deben ajustarse al ámbito constitucional, los esfuerzos han resultado en un mosaico de fallos judiciales y legislaciones en los estados. Fallos y legislaciones imponen ahora una variedad de condiciones en las que los estados pueden incidir en los casos y en aspectos específicos.

El estado de Connecticut se ha convertido en campo de batalla en el tema por dos razones: su protección hacia los padres figura entre las más estrictas de la nación y muchos abuelos exigen con firmeza un cambio.

Un equipo especial asesorará a la Asamblea General en cuanto a modificar la ley estatal a fin de ampliar la oportunidad a los abuelos cuando éstos expongan sus casos en tribunales.

"Ahora es cuestión de suerte si alguien es de una familia pobre y vive en un estado que no apoya el enlace y el cariño entre abuelos y nietos", dijo Susan Hoffman, de 59 años.

Hoffman fundó la organización Advocates for Grandparent Grandchild Connection (Defensores de los Lazos entre Abuelos y Nietos) después de que perdiera su petición de visita en California cuando su hijo adulto reafirmó con un documento firmado el derecho de los padres sobre el nieto de la señora.

El aumento de las acciones de los grupos de abuelos ha alarmado a muchos padres y los grupos defensores de éstos a nivel nacional, entre ellos los organizadores y participantes del sitio en internet parentsrights.com.

Muchos padres afirman que los censuran con severidad aquellos que equivocadamente aceptan el estereotipo de que todos los abuelos son cariñosos y extienden apoyo. Los padres aseguran que gastan bastante dinero para defender sus derechos que fueron ratificados por la Suprema Corte.

Polly Tavernia, de 41 años, dijo que su caso en Nueva York le costó a su familia casi 10.000 dólares aun cuando la petición de su madre fue desechada finalmente. Tavernia está distanciada de su madre.

"Fue una de las peores experiencias que he pasado", dijo. "Honestamente es horrible la preocupación de que alguien más tome esas decisiones por uno, en especial cuando ese alguien más no conoce toda la historia".

Lo anterior incluye que se determine quién puede pasar tiempo con los hijos de alguien si un tribunal interviene y ordena una visita ajena a los padres, sólo bajo circunstancias muy especiales consideradas en el interés superior de los niños.

Ahí es donde las leyes estatales y los fallos judiciales han evolucionado para incluir condiciones que varían ampliamente de un estado al otro.

Las circunstancias también cambian, desde familias con padre y madre a las que demandan los abuelos a situaciones resultantes de divorcios espinosos y nuevos matrimonios, disputas con uno de los padres tras la muerte de alguno de ellos, y otros casos.

En algunos estados, los abuelos pueden presentar una demanda para exigir que se les permita visitar a los nietos si los han excluido por completo los hijos que tienen la potestad de los menores.

En otros, los abuelos deben mostrar que su relación con los nietos era similar a la de los padres. Y todavía en otros, deben mostrar con "pruebas claras y convincentes" que los nietos sufrirán daño irreversible sin las visitas.

Y mientras algunos estados tienen una combinación de criterios, otros tienen pocas normativas y conceden a los abuelos más facilidades para que presenten sus casos.

Lo anterior puede incluir la destitución de los hijos adultos, una situación en la que se solicitan los registros médicos y financieros de los padres y otras acciones que cuestan tiempo.

Los tribunales de algunos estados han fallado que incluso si los abuelos perdieran su caso, los padres no pueden solicitar reembolso de costas.

Connecticut no es el único estado que tiene la problemática abuelos-hijos-nietos. En junio, la Corte Suprema del estado de Alabama anuló su ley porque la consideró inconstitucional debido a que incluía derechos de visita de los abuelos encima de las objeciones de los padres competentes.

Los abogados del caso solicitaron a la Corte Suprema federal que tome cartas sobre el asunto con respaldo de autoridades en Ohio, Hawai, Luisiana, Michigan y Washington.

Connecticut, Florida y Arizona son considerados entre lo estados más proclives al apoyo a los padres, con base a las leyes y precedentes judiciales. Otros son más proclives a los abuelos, como Utah, Kansas y Oklahoma.

Para los padres y abuelos que afronten estados "adversos" hacia sus intereses, los desacuerdos familiares pueden magnificarse en caso de procesos judiciales costosos.

___

En internet:

http://www.parentsrights.net/

http://www.grandparentchildconnect.org/