Los precios de las acciones en la Bolsa de Valores de Nueva York cerraron el martes al alza luego de que el primer ministro italiano Silvio Berlusconi dijo que renunciaría.

El promedio industrial Dow Jones avanzó 101 puntos una vez que Berlusconi prometió dimitir cuando el parlamento italiano apruebe un paquete de reformas económicas. Muchos inversionistas veían a Berlusconi como un obstáculo para la implementación de medidas necesarias para ayudar a Italia a evitar una crisis de deuda.

Los rendimientos de los bonos de deuda italianos se dispararon a 7% el martes, en un indicio de que cunden las dudas sobre si Italia podrá pagar sus deudas. A diferencia de Grecia, Portugal o Irlanda — que recibieron paquetes de rescate financiero — la deuda italiana es demasiado grande para ser aliviada por sus vecinos.

La perturbación crediticia en Europa ha tenido desde principios de octubre una marcada influencia en las operaciones de los mercados financieros. Se teme que si Grecia u otra nación vecina se declara incapaz de pagar sus obligaciones, estallará una crisis financiera global como el cataclismo que ocurrió en el 2008 tras el colapso de Lehman Brothers.

"Europa es el gran tema del momento, por encima de los reportes de ganancias corporativas en Estados Unidos", declaró Rick Fier, vicepresidente de transacciones bursátiles de Confier Securities. "El mercado ha estado tan jaloneado en las últimas semanas que por ahora se ha quedado quieto a la espera de más novedades".

El Dow Jones aumentó 101,79 puntos, el 0,8%, a 12.170,18. La empresa manufacturera 3M Co. ganó 2,7%, el mayor incremento entre los 30 títulos del índice.

El Standard and Poor's 500 ascendió 14,80% (1,2 a 1.275,92. Las firmas financieras tuvieron los avances más cuantiosos. La compañía Regions Financial Corp. dio un salto de 5,3%, mientras que Wells Fargo & Co. subió 4,4%.

El indicador Nasdaq tuvo un crecimiento de 32,24 unidades (1,2 a 2.727,49.

Casi tres acciones subieron por cada una que bajó en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de transacciones fue de 3.900 millones de títulos.

Los índices bursátiles de Estados Unidos habían caído previamente debido a que Berlusconi sobrevivió marginalmente a un voto de confianza, una señal de que podría mantenerse en el poder. Después del mediodía, Wall Street se fue para arriba cuando surgieron las noticias de que Berlusconi prometió dimitir cuando se diera la aprobación legislativa de un paquete de reformas económicas. La renuncia podría ocurrir la próxima semana.

Los mercados europeos subieron también. El índice de referencia en Italia aumentó 0,7%. El principal indicador alemán ganó 0,6%, el francés avanzó 1,3% y el británico se incrementó 1,0%. El Nikkei 225 japonés descendió 1,3%.

En Estados Unidos, el Departamento del Trabajo informó que se publicaron más anuncios de empleos en septiembre que en ningún otro mes durante los últimos tres años. El incremento, del 7%, podría ser presagio de más contrataciones en el sector privado.

El bono del Tesoro estadounidense a 30 años tuvo una mejoría en su rendimiento de 3,05% a 3,14%.

El crudo de referencia para entrega en diciembre subió 51 centavos a 96,03 dólares en las contrataciones electrónicas en Nueva York, mientras la moneda estadounidense se depreció ante el euro. La divisa de la zona euro subió de 1,3770 a 1,3835 dólares.