La congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen dejó de bloquear la concesión de casi 200 millones de dólares en asistencia de seguridad para Palestina, que quedaron congelados antes de la petición de su ingreso como Estado en la ONU.

La decisión de la congresista, que preside el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU., permite que Palestina comience a recibir los fondos, según confirmó hoy a Efe un portavoz de su oficina, que pidió permanecer en el anonimato.

El comité congeló los fondos el pasado 18 de agosto, como medida de presión para evitar que el presidente palestino, Mahmud Abás, llevara a cabo su plan de solicitar la entrada en el Consejo de Seguridad de la ONU como estado miembro.

No obstante, el pasado 2 de septiembre, antes de que Abás llevara su petición a la Asamblea General del organismo, Lehtinen envió una carta a la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (USAID) en la que indicaba que retiraría sus objeciones a la entrega de 50 millones de dólares en apoyo a las Fuerzas de Seguridad Palestinas.

En otra carta al Departamento de Estado en octubre, la influyente congresista informó que su comité había recibido las garantías suficientes para desbloquear otros 148 millones de dólares en asistencia para la policía palestina, un paso que consideró necesario para la seguridad nacional de Estados Unidos e Israel.

La propia secretaria de Estado, Hillary Clinton, abogó en ese comité del Congreso el pasado 27 de octubre por el mantenimiento de la ayuda a la Autoridad Nacional Palestina, y advirtió que su ausencia aumentaría la influencia de los militantes de Hamás, que gobiernan en Gaza.

Sin embargo, Lehtinen mantiene congelados 192 millones de dólares en ayuda para infraestructura y otros proyectos de desarrollo en Palestina, y no ha modificado su rotunda oposición al posible reconocimiento del territorio en el seno de la ONU.

En su conferencia de prensa diaria, la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, reconoció no estar al corriente de que el bloqueo se hubiera levantado en efecto, aunque aseguró que ese paso "sería muy bienvenido de nuestra parte".