El senador republicano Jim DeMint aseguró hoy que vetará la confirmación de Mari Carmen Aponte, nominada por el presidente Barack Obama como embajadora de EE.UU. en El Salvador y que lleva un año en el puesto de forma interina.

DeMint basó su decisión en el editorial que Aponte publicó el pasado 28 de junio en el diario La Prensa Gráfica de El Salvador, titulado "Por la eliminación de prejuicios, dondequiera que existan", y en el que la diplomática defendía los derechos de los homosexuales.

"En ese editorial, Aponte promovió firmemente un estilo de vida homosexual", indicó DeMint en la audiencia de confirmación de Aponte en el Comité de Asuntos Exteriores del Senado.

El senador por Carolina del Sur aseguró que el texto provocó la "ofuscación" de gran parte de la sociedad civil salvadoreña, ante el "intento" de la embajadora de "imponer una agenda homosexual en el país".

"Votaré no a la confirmación de Mari Carmen Aponte para el puesto y recomiendo firmemente a mis compañeros que hagan lo mismo", dijo DeMint.

Aponte fue inicialmente propuesta por Obama en diciembre de 2009 para liderar la misión en El Salvador, pero su nominación fue bloqueada también por DeMint en marzo de 2010.

En esa ocasión, el veto se debió a la relación sentimental que la diplomática mantuvo con el cubano-estadounidense Roberto Tamayo, acusado de tener vínculos con los servicios de inteligencia de Cuba en Estados Unidos.

Tras meses de estancamiento, el mandatario estadounidense decidió designar igualmente a Aponte para el puesto, en medio del receso del Congreso en agosto de 2010.

Esa nominación caducará al término de esta sesión del Congreso, el próximo 31 de diciembre, por lo que, de no ser confirmada para entonces, deberá abandonar la misión.

En su intervención ante el comité, Aponte defendió su decisión de escribir el editorial, en el que pretendía "reflejar" la posición de Obama y de la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, en cuanto a los derechos de los homosexuales.

"No pretendía insultar a nadie. Consideré que se trataba de un valor muy estadounidense y por eso lo hice", señaló Aponte, de origen portorriqueño, que recordó que escribe regularmente piezas de opinión para diarios salvadoreños.

DeMint también recordó que otra nominación de la funcionaria, la que le encomendó en 1998 el expresidente Bill Clinton para ser embajadora en República Dominicana, tampoco prosperó, debido al mismo caso de su relación con Tamayo.

Aponte replicó que su expediente estaba "limpio" y que recibió incluso una acreditación para acceder a los archivos de alto secreto, pero al comprender que su nominación estaba siendo "utilizada para desacreditar al Gobierno de Clinton", decidió retirarse del puesto.

Por su parte, el senador demócrata Robert Menéndez defendió a la funcionaria al señalar su convencimiento de que "cualquier preocupación basada en la historia personal de Aponte es una no-preocupación".

El legislador puso su empeño personal en la defensa de la democracia en Cuba como ejemplo de que "una creencia personal no tiene por qué impedir el desarrollo de una actividad honesta y fiable".

Licenciada en Ciencias Políticas, Aponte fue entre 2001 y 2004 directora ejecutiva de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA, en sus siglas en inglés), y anteriormente ejerció la abogacía durante casi 20 años en bufetes de abogados del Distrito de Columbia, en Washington.