Los manifestantes del movimiento Ocupemos Wall Street recibieron el martes clases de la vieja escuela con los músicos David Crosby y Graham Nash que aportaron un toque de Woodstock, anunciaron una marcha a Washington y algunos practicaron la democracia votando.

Las estrellas del grupo Crosby, Stills, Nash & Young acudieron a la Plaza Zuccotti, como lo han hecho otros artistas, para apoyar con su talento la causa de las personas acampadas en ese lugar desde septiembre para protestar contra la desigualdad social y la codicia desmedida de las grandes corporaciones empresariales.

Nash y Crosby cantaron "No More War!" y ofrecieron una actuación de unos 20 minutos con guitarras ante casi un millar de manifestantes y curiosos que desbordaron la plaza hacia calles aledañas.

Un aire de nostalgia y un aroma a marihuana discurrieron entre los presentes mientras el dúo era seguido por el tarareo de varias personas cuando tocaron éxitos como "Teach Your Children Well".

"Esas reliquias de Woodstock vinieron y apoyaron nuestro movimiento", dijo emocionado Tyler Westcott, un estudiante universitario de 19 años de edad. "Es asombroso, como las cosas coinciden. Lo que tenemos aquí es a la Nueva Izquierda desde la era de Vietnam y a la nueva izquierda de ahora".

El mes pasado, la leyenda de la música country Pete Seeger y el cantante de folk Arlo Guthrie, activo en la década de 1960, se sumaron a los manifestantes. Luego, raperos como Talib Kweli, Kanye West y Lupe Fiasco visitaron a los manifestantes en el parque. En California, las estrellas del hip hop MC Hammer, Raymond "Boots" Riley del grupo The Coup y el local Mistah FAB acudieron a campamentos similares.

Ahora la protesta se va de gira. Un grupo reducido de los activistas de Ocupemos Wall Street comenzará el miércoles una marcha para llegar a Washington el 23 de noviembre, cuando se vence el plazo para que una comisión legislativa decida si confirma la decisión del presidente Barack Obama de continuar con el recorte de impuestos de data del gobierno anterior, de George W. Bush.

Los manifestantes afirman que esos recortes benefician únicamente a los ricos.

Kelley Brannon organizó la marcha de 386 kilómetros (240 millas) con una docena de activistas, aunque espera que se le unan otros inconformes en el camino.

Algunos manifestantes reconocieron al martes como un día de elecciones en Estados Unidos y votaron en algunos de los muchos comicios en varios estados.

Por ejemplo, Shawn Cronick votó en las elecciones para alcalde en Filadelfia para luego dirigirse hacia el campamento de Ocupemos Filadelfia.

___

El periodista de The Associated Press JoAnn Loviglio en Filadelfia contribuyó en la información.