El candidato de la Casa Blanca para desempeñarse como embajador en Ecuador dijo el martes que no tendría reparos en criticar al gobierno del presidente Rafael Correa pese a que su antecesora en el cargo fue expulsada a comienzos de año.

Durante una audiencia del comité de relaciones exteriores del Senado, Adam Namm, señaló que si obtiene el cargo, "de ninguna manera me limitaría para expresar los intereses y valores estadounidenses. De ninguna manera me abstendría de criticar al gobierno de Ecuador cuando amerite, simplemente porque nuestra última embajadora fue expulsada".

El gobierno de Estados Unidos dio el mes pasado su beneplácito a la designación de la nueva embajadora ecuatoriana en Washington, Nathalie Cely, tras casi ocho meses de alejamiento después de la expulsión mutua de embajadores en abril.

Quito y Washington expulsaron mutuamente a sus embajadores en abril luego de que Wikileaks hiciera públicos presuntos cables atribuidos a la entonces embajadora estadounidense, Heather Hodges, en los que esa misión señalaba que había corrupción generalizada en la policía ecuatoriana.

Desde entonces las misiones se mantuvieron en el nivel de encargados de negocios.

Namm halagó la cooperación de las autoridades ecuatorianas en los esfuerzos antinarcóticos, lo que ha permitido un incremento en los decomisos de cocaína durante 2011, pero calificó como "una decepción" la decisión ecuatoriana de no renovar la estadía de una base militar estadounidense en la población de Manta.

Namm se ha desempeñado desde 2009 como director de la oficina de edificios extranjeros, y ha ejercido diversos cargos en embajadas en Bogotá, Santo Domingo. Es su primera nominación a un cargo de embajador.

Una vez que culmine el plazo para que Namm entregue respuestas adicionales por escrito al mediodía de miércoles próximo, su cargo será sometido a votación por el comité de relaciones exteriores y posteriormente por el pleno del Senado.

__

Luis Alonso Lugo está en twitter como @luisalonsolugo