Avisada sobre el poder ofensivo de Argentina, Bolivia tomará todos los recaudos defensivos para el duelo el viernes en Buenos Aires por las eliminatorias de la Copa Mundial.

"No hay secretos. Nuestro éxito ante Argentina dependerá de nuestro juego defensivo", dijo el entrenador boliviano Gustavo Quinteros a medios locales el martes. "Ellos (Argentina) tienen varios atacantes y bastante precisión".

Bolivia afrontará el partido con la ausencia de su experimentado defensor y capitán Ronald Raldes, Colón Santa Fe de Argentina.

Frente a una Argentina con figuras como Lionel Messi, Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero, Quinteros no ha ocultado que plantará un esquema defensivo en busca de sacar un empate en la vista.

Cristian Vargas, Edemir Rodríguez, Ronald Rivero y Luis Gutiérrez conformarían el cuarteto de defensores de Bolivia.

En el último entrenamiento en la región oriental de Santa Cruz, Quinteros probó el equipo sin el delantero Marcelo Martins, que milita en el Shakthar Donetsk de Ucrania, ya que recién se sumará al equipo el martes por la noche.

La selección viajará a Argentina la mañana del miércoles.

Bolivia llega al partido desmotivado, ya que en las primeras dos fechas de la eliminatoria no logró ningún punto tras perder con Uruguay en Montevideo y como local ante Colombia.

Aunque Quinteros no anunció el equipo titular, por lo visto en las prácticas, Carlos Arias se perfila como el arquero. En el mediocampo se vieron al brasileño nacionalizado Edivaldo Rojas y al paraguayo naturalizado Pablo Escobar.