La oposición chilena criticó hoy al Gobierno por el aumento de la delincuencia en el país, algo que el Ejecutivo atribuye a las marchas que se han realizado en los últimos meses en el contexto del conflicto estudiantil.

Según un informe del Ministerio del Interior difundido este lunes, los delitos aumentaron un 10,1 % durante el tercer trimestre de 2011 en comparación con el mismo periodo del año pasado y alcanzaron los 997,7 casos policiales por cada 100.000 habitantes.

La senadora democristiana Soledad Alvear afirmó hoy que el Gobierno se ha equivocado en la estrategia para prevenir y combatir la delincuencia y llamó a realizar una "revisión completa" del sistema.

"Creo que tenemos que mirar bien qué es lo que está ocurriendo y trabajarlo en todos los ámbitos", dijo a Radio Cooperativa la senadora, que fue ministra en tres gobiernos de la Concertación, la coalición de centroizquierda que gobernó en Chile desde 1990 hasta 2010, cuando el derechista Sebastián Piñera ganó las elecciones.

Durante la campaña electoral de 2010, la lucha contra la delincuencia fue uno de los caballos de batalla del entonces candidato Piñera, quien se comprometió a terminar con la "puerta giratoria".

Como "puerta giratoria" se conoce en Chile a una serie de normas legales que permiten que delincuentes recuperen rápidamente la libertad cuando son detenidos.

Además, en octubre pasado se ampliaron las competencias del Ministerio del Interior, que pasó a llamarse "del Interior y Seguridad Pública", y se creó la subsecretaría de Prevención del Delito.

La senadora Alvear criticó el funcionamiento de esa subsecretaría e instó al ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, a que explique "qué está haciendo" y "cuáles son los resultados".

Alvear apuntó que para reducir los índices de delincuencia se requiere una mayor coordinación entre Carabineros (policía militarizada) y la Policía de Investigaciones (PDI), así como más fiscales y jueces.

El informe del Ministerio del Interior sobre la delincuencia constató entre julio y septiembre de este año un aumento de los delitos considerados de "mayor connotación social", denominación que incluye robos con violencia o intimidación, robos por sorpresa, robos con fuerza, hurtos, lesiones, homicidios y violaciones.

En el tercer trimestre del año, la tasa de homicidios aumentó un 27,8 % respecto al mismo periodo de 2010, mientras que los robos con violencia se incrementaron un 17,9 %.

En la capital, la comuna (barrio) de Santiago, en el centro, es la que concentra más delitos, con 4.670 casos por cada 100.000 habitantes, seguida por Providencia, un sector de clase media-alta, con 3.039 delitos por cada 100.000 habitantes, un 5,8 % más que en el tercer trimestre del año pasado.

A estas cifras hay que añadir algunos casos que han conmocionado la opinión pública, como el de dos menores que fallecieron el domingo pasado en un autobús de transporte público en Santiago.

Un joven ingresó al vehículo y disparó a un menor de 15 años, en un supuesto ajuste de cuentas entre bandas rivales. El disparo traspasó al menor e impactó en un niño de 5 años que viajaba junto a su padre. Ambos fallecieron pocos minutos después en un hospital.

El Gobierno, por su parte, considera que el aumento de la delincuencia en estos últimos meses se debe al clima de conflictividad social que vive el país debido a las protestas de los estudiantes universitarios y de secundaria, que llevan medio año de movilizaciones y manifestaciones para exigir cambios en el sistema educativo.

El portavoz del Ejecutivo, Andrés Chadwick, dijo este lunes que esta situación ha obligado a reforzar el contingente policial en las manifestaciones y ha dejado menos policía para prevenir y combatir la delincuencia común.