El tribunal que absolvió al ex presidente argentino Carlos Menem en el juicio por el contrabando de armas a Ecuador y Croacia durante su gobierno (1989-1999) concluyó que el envío de material bélico a dichos países obedeció a una "decisión política" del entonces gobernante y en sintonía con Estados Unidos.

Dos de los tres jueces del tribunal Oral en lo Penal Económico indicaron en un extenso fallo difundido el martes por el Poder Judicial que "el contexto internacional en que se ubicó nuestro país por entonces, lo muestra alineado y consustanciado con la concepción geopolítica de los Estados Unidos y ello fue lo que activó la decisión presidencial de vender armas a Ecuador y Croacia".

Entre 1991 y 1995 Menem firmó tres decretos secretos en los que disponía la venta de armamento a Venezuela y Panamá. Pero los pertrechos argentinos fueron enviados en realidad a Ecuador y Croacia, países entonces involucrados en conflictos armados y sobre los que pesaban embargos de las Naciones Unidas (ONU) y de la Organización de Estados Americanos (OEA).

A su vez, Argentina era garante de un tratado de paz entre Ecuador y Perú, que se enfrentaron en una guerra fronteriza entre enero y febrero de 1995.

Menem, de 81 años, y otros 17 imputados entre ex funcionarios y ex miembros de las Fuerzas Armadas fueron juzgados por el delito de contrabando agravado en un largo proceso que se inició en octubre de 2008 y concluyó con la absolución de todos los imputados en septiembre.

Para los jueces Luis Imas, presidente del tribunal, y Horacio Artabe "es innegable" que Menem sabía al momento de firmar los decretos que "el destino consignado en los mismos era ficticio". El objetivo no fue ocultar un contrabando sino "evitar que la comunidad internacional tomara conocimiento de ello y los consecuentes reclamos y condenas morales que hubiera enfrentado el país".

En la sentencia de más de 3.000 páginas se incluyen numerosos testimonios, entre ellos de ex diplomáticos argentinos, quienes declararon que Estados Unidos habría tenido conocimiento de la venta de armas argentinas a Croacia en el contexto de la guerra de los Balcanes e incluso la habría consentido.

En ese entonces, Washington había reconocido la independencia de Croacia y Bosnia para limitar el avance de Serbia.

"Si el análisis no se extiende a la apreciación política de los hechos, la conducta de Menem carece de explicación", consideraron los magistrados.

Estados Unidos también era garante del tratado de paz entre Ecuador y Perú.

La estrecha cercanía del gobierno de Menem con Estados Unidos en ese entonces llevó a calificar como "carnales" las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Menem, el primer mandatario constitucional en ser sometido a juicio oral y público en la historia del país, proclamó su inocencia y argumentó que "mi actuación como presidente se limitó a firmar decretos de exportación de armas a Venezuela y Panamá. De ahí todos los trámites escapan al presidente. No podía ir a la Aduana a ver cuál era el destino de las armas".

El juez Gustavo Losada, a diferencia de sus dos colegas, votó contra la absolución de Menem porque "aún cuando la firma diaria del presidente de la Nación hace realmente imposible el conocimiento de todo aquello que se rubrica", éste sí debería analizar "mínimamente" aquellos decretos que afecten "la reputación del país".

"La conducta dolosa de Menem en la refrendación de los citados decretos queda acreditada con certeza", dijo Losada.

Menem fue reelecto senador por su natal provincia de La Rioja en las pasadas elecciones del 23 de octubre.