El hermano del terrorista venezolano Ilich Ramírez, alias "Carlos" y que enfrenta desde este lunes un juicio en París, lideró hoy en Caracas una manifestación de unas pocas decenas de militantes comunistas que exigieron al Gobierno del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, gestionar su inmediata repatriación.

La manifestación tiene lugar el mismo día en el que Ramírez, de 62 años y también apodado "El Chacal, se definió como un "revolucionario de profesión" en el inicio del juicio en su contra ante el Tribunal de lo Criminal de París por su implicación en cuatro atentados mortales cometidos en Francia en 1982 y 1983.

Junto a una pancarta con los rostros de Chávez y de Ramírez, su hermano Vladimir Ramírez dijo este lunes a los periodistas en Caracas que el Gobierno venezolano debe asumir la defensa judicial de quien llamó "ciudadano venezolano y revolucionario".

"No es manteniendo silencio y en la invisibilidad a este revolucionario como se le va a defender. No es un delito del Estado venezolano defender a un venezolano de las ilegalidades del secuestrador y genocida Estado francés", remarcó Vladimir Ramírez.

La manifestación frente a la cancillería condenó el juicio que afronta desde hoy Ilich Ramírez en París, proceso que su hermano tildó de "acto protocolario y burocrático" al estimar que "la parcializada justicia francesa" ya lo condenó de antemano.

Entre consignas tales como "Carlos no es un terrorista, es un comunista" y "repatriación del comandante Ilich", Vladimir Ramírez también condenó por "infame" la recientemente estrenada película "Carlos, el Chacal" del cineasta francés Olivier Assayas y aseguró que constituye "una condena mediática de un revolucionario".

Sobre el reclamo de inacción que le atribuyó al Gobierno de Chávez, añadió que también la Defensoría del Pueblo "debe asumir sus responsabilidades".

Ambas instancias del Estado venezolano deben hacer frente "a todas las ilegalidades judiciales" y penitenciarias francesas, "porque ya basta de aislamiento dentro de la cárcel, de golpizas, de vejámenes, de hacerle trampas y triquiñuelas al comandante Ilich", agregó.

"Carlos" lleva desde agosto de 1994 encarcelado en Francia y cumple ya una pena de cadena perpetua por haber matado a tres hombres en 1975.