El liberal Donald Tusk, primer ministro polaco durante los últimos cuatro años, repetirá mandato durante la nueva legislatura que se inauguró hoy en Polonia, donde se constituyó el nuevo Parlamento resultante de las elecciones legislativas del pasado octubre.

El presidente de Polonia, Bronislaw Komorowski, aceptó la dimisión del Gobierno saliente y encargó a Tusk que vuelva a formar Ejecutivo, una misión que el liberal deberá realizar antes del próximo 22 de noviembre.

Tusk fue el vencedor en los últimos comicios, donde su partido, Plataforma Ciudadana, obtuvo cerca del 40 por ciento de los votos.

El primer ministro polaco destacó que en más de veinte años de historia de la democracia polaca ésta será la primera vez en que el mismo Ejecutivo gobernará durante dos mandatos consecutivos.

"Esto hace mayor el reto y la responsabilidad, sin embargo todos nos sentimos preparados y estamos listos para superar los retos del futuro", destacó Tusk durante el acto en que volvió a ser designado primer ministro.

Sin embargo esa victoria por mayoría simple impedirá gobernar en solitario, por lo que los liberales reeditarán de nuevo la coalición con el Partido Campesino, formación con la que ya gobernaron durante la pasada legislatura.

Esta tarde Tusk presentará en el Consejo Nacional de Plataforma Ciudadana el proyecto de coalición con el Partido Campesino, un trámite que contará con seguridad con la aprobación de los militantes de su partido.

Mientras, el actual Ejecutivo seguirá desempeñando sus funciones hasta que se constituya el nuevo gabinete, en el que se prevé que se mantengan los titulares de Exteriores, Radoslaw Sikorski, y de Finanzas, Jacek Rostowski.

Por su parte, la hasta ahora ministra de Sanidad, Ewa Kopacz, fue nombrada nueva presidenta del Parlamento polaco.