Libia está recuperando su producción de crudo, interrumpida durante la guerra civil, y bombeará entre 700.000 y 800.000 barriles al día hacia fines de este año, dijo hoy en Viena el secretario general de la OPEP, el libio Abdalá El-Badri.

Se espera "mucho petróleo de Libia", dijo El-Badri en rueda de prensa tras presentar las previsiones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a mediano y largo plazo.

Pese al progresivo retorno del crudo libio, el secretario general declinó opinar sobre si el resto de los socios deberán recortar su producción, algo que según varios observadores ya está haciendo Arabia Saudí, después de haber aumentado su oferta el pasado verano.

Antes del conflicto armado interno, que estalló en febrero de este año, Libia producía unos 1,6 millones de barriles diarios.

El-Badri se mostró confiado en que en la próxima conferencia ordinaria del grupo de doce países, el 14 de diciembre en Viena, los ministros logren un consenso, después de haber terminado sin acuerdo la última reunión, en junio.

Un grupo de países, liderado por Arabia Saudí, se mostró dispuesto a incrementar la oferta ante la falta de los suministros libios y el aumento de los precios del crudo, mientras que los demás, con Irán y Venezuela a la cabeza, se negaron rotundamente.

"Espero que en la reunión de diciembre no vamos a ver lo que vimos en junio", dijo el secretario general.

Ya en el prefacio de las "Previsiones del Mercado Petrolero" publicadas hoy, El-Badri afirmó que los acontecimientos en Libia en las últimas semanas "han dado pie al optimismo de que habrá una rápida restauración de las condiciones para un suministro normal".

"El país tiene expertos técnicos excelentes y la producción se está recuperando gradualmente. Podría volver a los niveles de 2010 en cerca de 15 meses o menos", añadió.

Los expertos de la organización volvieron hoy a resaltar que "la persistente volatilidad de los precios del crudo está relacionada con una especulación excesiva" y que actualmente "los precios no reflejan plenamente los fundamentos" del mercado.

Ello ha incidido en los cálculos de la organización, que asume ahora un valor de entre 85 y 95 dólares para el barril en la próxima década, cerca de 10 dólares más que el precio previsto hace un año.

Por otro lado, al comentar las estadísticas 2010-2011, confirmaron que Venezuela se ha convertido en el país con las mayores reservas probadas de crudo, pues subieron un 40,4 % en 2010 respecto a 2009, hasta los 296.501 millones de barriles (mb), relegando al segundo lugar a Arabia Saudí (264.516 mb).

En todo el mundo, las reservas probadas de crudo subieron un 1,5 % en 2010, hasta los 1,46 billones de barriles.

El otro miembro latinoamericano de la OPEP, Ecuador, registró un incremento del 10,7 %, hasta los 7.206 millones de barriles.

También en Irak se contabilizó un fuerte aumento de las reservas, en un 24,4 %, hasta los 143.100 mb, acercándose a Irán, con 151.170 mb.

En América Latina destacan México, con 11.692 mb, y Brasil, que tiene reservas probadas de 12.857 mb.